Anuncios

La gran moda de los perros panda en China

China es conocido por ser un país en el que se sacrifican a muchos perros, pero está causando furor el conocido como “perro panda” y que son la última tendencia en las tienda de mascotas El nacimiento de este tipo de perro se produjo cuando Hsin Ch’en, propietario de una tienda de mascotas en Chengdu, decidió perfeccionar una técnica que consiste en pintar a los perros de manera que parecieran otra cosa.

No sé si debido a que son sacrificados para ser comidos o a que les debe gustar que luzcan con un aspecto distinto, pero lo cierto es que se ha acabado imponiendo un perro que parece un oso panda cuando en realidad se trata de Chow Chow pintado.

Qué es un Pandog

Llamados también pandog, se tratan de unos perros de la raza chow-chow que parecen unos pandas en miniatura ya que se han utilizado en ellos una técnica de pintura para que lo parezcan. No se trata como mucha gente piensa de unos pandas pequeñitos que se pueden domesticar, sino que son perros normales y corrientes solo que se los ha tuneado para que parezcan algo que no es.

De este modo y tal y como vemos en las fotos y en el vídeo que os dejo más adelante, podemos ver a perritos Chow Chow que son cachorros (así como adultos)  y a los que han pintado de color blanco y negro e incluso lucen sus ojos con dos manchas negras como las de los pandas.

Lejos de que parezca una aberración el hacerle algo así a los pobres perros, parece que el “invento” se ha convertido en una auténtica moda y de hecho Hsin Ch’en, dice que no da a basto ante la incesante demanda de personas que le piden poder comprar un perro convertido en panda. “Hace diez años, el instinto natural de un chino era comer un perro”. “Ahora somos como los occidentales y los queremos como un compañero. Razas como el Bulldog Francés o el Labrador eran los favoritos, pero ahora son los perros panda”. explica este vendedor.

“Yo perfeccioné la técnica y ahora se está extendiendo por todo el país”. “Con un poco de cuidado con el aseo y la coloración es fácil convertir un Chow Chow en un panda en un par de horas”. “Luego el propietario puede permanecer con el perro durante seis semanas y luego me lo trae para hacerle algunos retoques”, añade. “No hay productos químicos o algún tipo de crueldad”. “Pero el precio del perro se incrementa significativamente debido a la cantidad de preparación que lleva. A la gente no le importa pagar más, aunque les encanta que la gente gire la cabeza hacia atrás y decirles a sus amigos: ‘Tengo un perro panda“.

Anuncios