Anuncios

Los efectos del uso medicinal del cannabis

Tras un plenario de comisiones, se espera que el Senado discuta en recinto un proyecto de ley que establece el uso de marihuana medicinal, un tema que no está exento de polémicas. Son muchos los pacientes que reportaron beneficios, pero no existen estudios que recopilen evidencias a nivel nacional. Además, uno de los temas más sensible es si se debe permitir el autocultivo y de qué manera se instaura.

El doctor Carlos Alberto Magdalena, médico neurólogo infantil dijo a DocSalud.com que espera que el Estado legalice la marihuana para su uso medicinal o dicho de forma más correcta, para su empleo “fitoterapéutico alternativo” porque “desde 2000 se recopila conocimientos sobre sus beneficios, en especial sobre el aceite de cannabis en epilepsias refractarias y encefalopatías muy graves en la infancia”.

Magdalena, quien también es jefe de la Sección Neurofisiología y Epilepsia del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, aclaró que “el aceite no cura, pero sí mejora la calidad de vida de los pacientes cuando han fracasado todos los tratamientos, tanto farmacológicos como quirúrgicos”.

Entre los beneficios reportados en los niños afectados, el especialista enumeró “descenso en la cantidad de convulsiones ,mejoras en la cognición, el desarrollo, la socialización y vinculación con el entorno, normalización del sueño y bajas en el nivel de agresividad”.

En proyecto aprobado en Diputados establece un marco regulatorio para la investigación científica, lo que para Magdalena es importante porque “se necesita sumar evidencia a nivel local, algo que no podía hacerse porque la sustancia no es legal”. Pero insistió en que los casos tratados en el consultorio muestran resultados similares a los reportados en otros países como Canadá, Países Bajos e Israel, donde el uso de la marihuana medicinal es legal para ciertas patologías o por prescripción médica. Por eso, enfatizó en la idea en que “al tiempo en que se realicen los estudios, no se le cierre la puerta terapéutica a los pacientes que lo necesiten con esa excusa”.

Uno de los puntos que más discusión acarrea es el del autocultivo. Magdalena, quien colabora con la ONG Mamá Cultiva, expresó que espera que se deje la puerta abierta para esa práctica, más allá de que se contemple importar aceite de cannabis así como también su elaboración en laboratorios estatales.

“Ojalá se contemple el autocultivo, ya que hay un saber instaurado, especialmente de las madres que tienen niños con epilepsia refractaria, que incluso se distribuyen entre ellas muestras de forma solidaria. Sí debe ser regulado pero no prohibido, que el Estado analice la marihuana cultivada y para evitar otros usos, establezca un registro nacional en el que se determine la cantidad de plantas para una determinada cantidad de pacientes”

El médico especificó que existen 45 usos medicinales de la marihuana, y entre los más frecuentes están:

• Aliviar distintos tipos de dolor crónico, incluso a los asociados a lesiones nerviosas.

• Controlar espasmos graves.

• Disminuir las náuseas y los vómitos

• Hacer que una persona sienta ganas de comer.

Se emplea para aliviar las molestias enumeradas en patologías como cáncer, VIH/sida, convulsiones y epilepsia, glaucoma, fibromialgia, dolor crónico, náuseas graves, pérdida de peso y debilidad extrema (síndrome debilitante), espasmos musculares severos, esclerosis múltiple y Parkinson.

No debe administrarse marihuana medicinal a personas que presentan cardiopatías, mujeres embarazadas, personas con antecedentes de psicosis ni tampoco es recomendable para aquellos con comportamientos riesgosos, irritación pulmonar y dependencia a esa droga.

Nota publicada en docsalud.com

Anuncios