Anuncios

Vecinos del Barrio Kaleuche dirigieron una carta a la intendenta por el estado de abandono

San Martín de los Andes – La Junta Vecinal del Barrio Kaleuche, elaboró una carta dirigida a la intendenta municipal, Brunilda Rebolledo, por el estado de abandono en que se encuentra el Barrio producto de las “promesas incumplidas”. Después de recibir una respuesta a los reclamos por la “acuciante falta de agua”, las obras o servicios ofrecidos no se concretaron. A continuación se transcribe la carta:

San Martín de los Andes, 3 de abril del 2017
Sr Intendente Brunilda Rebolledo:
Los vecinos del B Kaleuche a través de su Junta Vecinal queremos expresar nuestro malestar y preocupación por el estado de abandono en que se encuentra nuestro barrio. Pero sobre todo por las numerosas promesas incumplidas por parte del Municipio, principalmente la Secretaría de Obras y servicios Públicos respecto a reclamos puntuales que los vecinos oportunamente le hiciéramos llegar.
Durante todo el año 2016 la Junta, que recientemente se había conformado con nuevas autoridades, trató de acompañar, esperar y ser respetuosa de los “tiempos municipales” y de una nueva gestión. Ese año transcurrió con los históricos problemas calles en muy mal estado, los cortes de luz de un tendido 3 veces provisorio y de una más que preocupante falta de agua.
Los vecinos nos propusimos llegar al próximo verano con el tema del agua y las calles encaminados. En ese sentido desde el invierno se mantuvieron reuniones con Iván Miño en las que prometió y aseguró varias cosas, algunas de ellas son las antes mencionadas.
Por un lado se nos dijo que en diciembre se iba a construir un tanque comunitario que ayudaría a paliar el problema del agua al 80 % de los vecinos con problemas. Este proyecto se iba a realizar con plata que “ya estaba conseguida”, en tanto que llegaba con “un camión para agua potable”.
El camión nunca se compró, hace días nos volvieron a decir por enésima vez que el tanque “en unos días” se empieza a construir. Ya empezó abril, temporada de lluvias, por lo que seguro lo vamos a poder llenar rápidamente cuando, con suerte, en dos o 3 meses lo construyan.
Esto como solución de coyuntura… también se nos aseguró desde la secretaria de Obras Públicas y otras instancias municipales el inicio del Proyecto Ejecutivo para el llamado a licitación para la obra definitiva de agua para nuestro barrio, que involucra además los barrios Jardines de Rosales y Los Robles, asegurándonos que en 3 años íbamos a tener agua potable en la canilla, bueno parece ser que no va a ser tan así, ya que el proyecto ejecutivo viene atrasado.
Otra situación en la que lo acordado no se respeta es el paliativo del camión de agua. Durante la gestión anterior de la Junta Vecinal, se consiguió que viniera al barrio un camión de agua potable. El mismo venía desde Junín de los Andes y es del Consejo Provincial de Educación. El problema es que nunca pudo mantener una frecuencia fija, por lo que no se puede planificar su utilización. Este año volvió a venir sin que se haya pedido, ya que nosotros gestionamos que lo haga otro tipo de vehículo. Nuestras casas no cuentan con tanques potabilizados, por lo que es un recurso mal utilizado que venga desde Junín de los Andes un vehículo especial. Más cuando los vecinos no lo pueden aprovechar y siguen sin agua, ya que se dijo que iba a venir los miércoles por la mañana y en ese momento hay pocos vecinos, además que muchas veces no lo hizo en ese momento y llegó sin previo aviso. Por lo que el Municipio gasta recursos en algo que se aprovecha mal, cuando se pidió otra cosa, que sea cualquier camión, en momentos en que los vecinos están.
A lo largo del año el tema de las calles se fue haciendo cada día más complejo ya que muy pocas veces pasó la máquina y nunca se enripió. En tanto que hubo un compromiso de que se iba a enripiar a través de un acuerdo con un privado. La reunión para que eso se realice aún no llegó y se acerca la temporada de lluvias, por lo que se dificultaría la obra y se romperían más los caminos.
Los vecinos somos pacientes, sabemos que vivimos en un barrio que nació difícil, sabemos que al Municipio le cuesta resolver problemas por las rezones que sean. Pero lo que no nos parece bien es que nos mientan y nos bicicleteen.
En el medio de todo esto, nuestro barrio sigue creciendo en vecinos, en interesados a serlo, se siguen construyendo casas por esfuerzo propio, se siguen abriendo calles por parte de particulares, siguen habilitando estos trabajos, por lo que la demanda de servicios públicos básicos se tornan cada vez más acuciantes.
Todo esto sin mencionar lo que ya hoy es indiscutible, EL AGUA ES UN DERECHO ESCENCIAL PARA LA VIDA HUMANA.
Por eso Sra. Intendenta los vecinos del B° Kaleuche le pedimos resuelva los problemas más elementales que le estamos planteando desde el inicio de su gestión y ninguno de los cuales ha sido tenido en cuenta. No pedimos grandes cosas, sólo tener agua, mejorar los problemas de luz y que podamos subir por calles enquiciadas a nuestras casas en invierno como ejemplo de 3 cuestiones elementales no resueltas.
Junta Vecinal B° Kaleuche

Anuncios