Anuncios

Final Caja Negra: el conflicto docente provincial

|Por Claudio Blacher

Tu voto:

“Y sin embargo esperas
Un laberinto sin sorpresas
Y sin embargo
Aún puedes abrir tu caja negra”

Soda Stereo, “Final Caja Negra”, del álbum Signos – 1986

El conflicto salarial docente en la provincia del Neuquén, alcanzó el final de una nueva etapa,  luego de firmarse un acuerdo entre el gobierno y el sindicato Aten.

El acta acuerdo firmada: (Click aquí) representa una importante conquista lograda, en comparación al techo salarial que desde el gobierno nacional se pretendía imponer en las diversas paritarias.

Para la conducción gremial provincial “La misma es un avance importante en nuestra lucha, representa incremento del salario básico del 30.5% y reconocimiento de lo que reclamamos del 2016, una parte al básico y otra con la suma fija de $6.000.- por cargo, de los cuales entre el 20 y el 25 de abril cobraremos 3.000, junto con el retroactivo del 4% valor punto e enero. Nuestro básico entre enero de 2017 y enero de 2018 se incrementara progresivamente un 30.5%, obteniendo la parte más importante de este aumento entre abril y julio. Todas las cifras de este incremento alcanzan a los compañerxs jubiladxs”.

La decisión de aprobar el acuerdo fue tomada en el plenario de Secretarios generales, que representan a las 22 seccionales, luego que las asambleas en cada una de ellas se expidiera.

En el total de asambleas participaron 3689 docentes y la aceptación tuvo 1943 votos, contra 1721, que rechazó la propuesta y 25 abstenciones. Es decir se impuso por 222 votos.

Por seccionales los que aceptaron la oferta salarial estuvo Neuquén, San Martín, Villa La Angostura, Rincón de los Sauces, Picún Leufú, Añelo, Villa El Chocón, Las Coloradas. En cambio, las seccionales de Cutral Co, Zapala, Plottier, Senillosa, Centenario, El Chañar, Andacollo, Las Lajas y Loncopué los docentes se inclinaron por el rechazo de la misma y la continuidad del plan de lucha.

El conflicto finaliza luego de una recurrente y larga historia, en la que el salario docente sufriera un importante desfasaje salarial, impactado por una inflación, que alcanzó el año pasado alrededor del 42%.

Para fin de año el gobierno intentó compensar el atraso salarial, con un bono que no satisfizo al gremio, y que ya había anticipado el principio del conflicto.

Con el inicio del ciclo lectivo, el 6 de marzo, comenzó un largo conflicto que alcanzó casi dos meses de negociaciones y 23 días de paro.

En el medio hubo movilizaciones, discusiones y negociaciones, pedidos de amparo e incluso intimidaciones, como la que recibió el secretario general de Aten, Marcelo Guagliardo, con la bala que le dejaron en su casa.

La pregunta que todos se hacen, es cómo se puede llegar a este último ofrecimiento, habiéndose partido de mesas de negociación donde no se presentaba ninguna propuesta, a otras donde el gobierno “olvidaba las grillas salariales”, otras con ofrecimientos de $400 y adicionales no remunerativos y no bonificables de $100, pasando por otros que proponían un 4% de incremento y bonos de $500 y llegar a la propuesta alcanzada.

Es evidente la especulación, que una vez más el gobierno provincial, estiró una negociación a modo de regateo de mercado callejero, midiendo fuerzas, con el objeto de desgastar al gremio y esperar a ver qué pasa.

Claro que en el medio, se encuentra otra vez más, el deterioro del sistema educativo provincial, con la pérdida de los días de clases y la prolongación innecesaria de un conflicto que mientras tanto salpica y enfrenta a toda la comunidad educativa, dejando heridas.

Y todos los comienzos de año ocurre lo mismo. Se dicen las mismas cosas, se sufre la misma agonía.

Cabe preguntarse acaso si es casual. Si la indiferencia en la prolongación del conflicto, está ligada al abandono de la escuela pública.

En una nota de opinión, sobre el conflicto docente, del Diario Río Negro del 19 de marzo, Mario Rojas, tomaba de un texto de Investigación de la Universidad del Comahue que coordinó Silvia Barco, que dice: “Se trata de una política educativa sostenida que, al mismo tiempo que ha promovido el crecimiento de las ofertas educativas privadas, transfiriendo a los agentes educativos privados fondos públicos, ha dejado la escuela estatal – o sea la educación pública– ligada al objetivo de contención de los pobres”.

Esto pone en evidencia una vez más, la ausencia de una política educativa, que se caracterizó en todo caso, durante largos años, de gestionar sólo conflictos a medida que estos aparecen.

Se jugó siempre al ensayo y error, proponiendo y retirando propuestas sin un rumbo claro, a sabiendas que a pesar de contar con el voto popular, los sucesivos gobiernos del mismo partido, no pudieron salir nunca del juego de la confrontación y la disputa.

En el medio se encuentran generaciones de alumnos, privados de una educación digna y de calidad, por quienes tienen la responsabilidad de gobernar y desarrollar las políticas educativas correspondientes.

Otra vez como un punto en un disco que gira volviendo siempre al mismo lugar, es el “Final Caja Negra”  un laberinto sin sorpresas.

Anuncios