Anuncios

Reclamo por un profesor de Educación Física para estudiantes con discapacidad del CPEM 13

San Martín de los Andes – Los chicos y chicas con discapacidad que de manera integrada cursan en el CPEM 13 necesitan un profesor de educación física para su atención. Y así puedan disfrutar, sin ser discriminados, de las clases junto a sus 30 compañeros, ya sea en el gimnasio de la escuela o en el del Club Lácar, donde a veces se tienen que desarrollar estas actividades por falta de espacio.

Para las otras materias, las que se cursan sentados en el aula, el CPEM 13 cuenta con dos docentes integradoras, una para el turno mañana y otra para el turno tarde. Es cierto que no dan abasto y que hace falta al menos una más; pero haciendo malabares y poniendo mucho empeño pueden acompañar a los alumnos y docentes que lo necesiten. Hay que tener en cuenta que cada vez son más los chicos con discapacidad que terminan la escuela primaria y están en condiciones de hacer la secundaria.

Este año están cursando en el CPEM 13, durante el turno mañana, en tercer año, Matías, estudiante con ceguera y Segundo, que va en silla de ruedas porque tiene parálisis cerebral. En la misma situación se encuentra Javito, atravesando cuarto año y Lautaro, con mielomeningocele, en quinto. En el turno tarde y turno noche, también cursan 6 estudiantes con discapacidad intelectual.

No existen las figuras de acompañamiento a las personas con discapacidad en las escuelas medias. Y hay que tener en cuenta que cada uno de estos chicos requiere del armado y el tránsito por trayectorias individuales (según reza la ley), no iguales a la del resto de los compañeros, por las dificultades que se les presentan y que vienen superando junto a sus familias y docentes desde que comienzan su cursado.

El asesor pedagógico del establecimiento, Raúl Pérez, y la auxiliar de asesoría pedagógica para atención a la discapacidad en esa escuela, Natalia Banega, explican que hace un par de años, el CPEM 13 mostró desde su dirección un fuerte compromiso por la integración al destinar fondos del Plan de Mejora Institucional (PMI) para contratar a un profe acompañante y tener las primeras clases integradas de educación física, como una materia que tienen que cursar todos, no sólo porque es su derecho sino también porque se trata de un espacio muy saludable.

“Fue una experiencia muy hermosa, enriquecedora para todo el curso, se hicieron juegos con los ojos vendados como el Torball (el fútbol jugado en esta modalidad) y la felicidad que se veía en las caras de cada chicos con discapacidad compartiendo el espacio con sus compañeros fue increíble”, cuentan con entusiasmo para luego afirmar: “Está más que probado que se necesita este espacio; es su derecho contar con un profesor de educación física para la atención de la discapacidad que los acompañe. Lo pedimos al Consejo Provincial de Educación (CPE) y la respuesta es que el cargo no existe. Nosotros pensamos que sin dudas la realidad nos está indicando que entonces hay que crearlo”.

Este año hacen lo posible desde la Escuela Integral para aportar con un profe que pueda dar aunque sea dos horas reloj, y se suma una hora más que el CPEM 13 sigue pagando con fondos del PMI.

Raúl Pérez y Natalia Banega comparten: “Sinceramente el laburo que se hace en el CPEM 13 es tremendo: cada docente ha ido realizando un trabajo personal y laboral enorme para poder acompañar a cada joven con discapacidad. Es maravilloso verlos intercambiar información, sentires, pareceres, discutir, generar propuestas… Pero lamentablemente es agotador cuando no hay respuesta por parte del Estado, desde donde se dictamina una ley pero no provee los recursos para llevarla adelante”.

Info: http://infanciayadolescenciasma.blogspot.com.ar

Anuncios