Anuncios

Un estudio demuestra que la Sal Marina líquida reduce los riesgos de hipertensión

El Instituto de Higiene y Medicina Social de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, realizó un estudio, en el que una población voluntaria de 560 individuos participó de una experiencia para medir el impacto del consumo de Gota de Mar en la presión arterial. Utilizaron la sal 436 personas y las 124 restantes formaron un grupo de control durante los 90 días que duró la experiencia. Las franjas etarias fueron: mayores de 45 años (52%) de 19 a 44 (26,8%) y menores de 19 (20,6%). Dentro del grupo estudiado, las dos primeras franjas etarias manifestaron una regularización de las arcas de T.A. de entre 40% y 53%. La población tratada con Sal Marina Gota de Mar manifestó un descenso de la tensión arterial sistólica de 4,6%, y la tensión arterial diastólica se redujo un 5%. En el estudio, también, se manifestó el fenómeno de “deshabituación” al exceso de sal.

Sal Marina Liquida Gota de Mar, con un 75% menos de sodio, produce un equivalente efecto gustativo y salación (sabor) que la sal sólida común o la sal marina sólida. Esto se debe a que en el proceso de su elaboración se produce una dilución maxima que se estabiliza en aproximadamente 10% de sodio en la solución final lo que representa un 75% menos que el contenido en sodio de la sal común. A dicha concentración y en un medio líquido, en primera instancia, se produce una concentración natural del producto (solución de sales + oligoelementos) obteniendo que la concentración de el Cloruro de sodio (ClNa) se separa ioniza) en Cl- por un lado y Na+ por otro; y es el sodio ionizado (con carga eléctrica) lo que estimula las papilas gustativas que se encuentran sobre la superficie de la lengua.
Lo destacable de este proceso que se obtiene gracias a un medio acuoso y lo que le confiere una identidad revolucionaria al producto es advertir que solamente una minima cantidad de Na+ ess suficiente para estimular los receptores (papilas gustativas). A diferencia de las sales sólidas, es que al consumirlas pasan directamente al sistema digestivo sin lograr ningun efecto fisiológico. En definitiva agregamos sodio perdiendo efecto gustativo.

Un ejemplo diario Cuando a un corte de carne se le agrega sal común, los granos de sal se vuelven transparentes al humedecerse pero no logran disolverse totalmente. Por lo que la mayor parte de la sal queda en estado solido, sin disociar. Esta sal no aportará sabor pero si aportará sodio innecesario al organismo.

Anuncios