Anuncios

Cristina declara como testigo en la otra causa de dólar futuro

Buenos Aires – La ex presidenta Cristina Fernández declarará este miércoles como testigo en los tribunales federales porteños, en el marco de la causa conocida como la “contradenuncia de dólar futuro” que iniciaron diputados kirchneristas el día que la ex jefa de Estado tuvo que ir por primera vez a una indagatoria.

La ex presidenta fue citada para mañana a las 10 por el fiscal federal Jorge Di Lello, quien tiene un cuestionario de una decena de preguntas orientadas a saber por qué se tomó la decisión política de implementar la venta del dólar futuro al final del kirchnerismo.

El fiscal buscará saber cómo era la operatoria de dólar futuro por la que después terminaron procesados la ex presidenta y varios de sus funcionarios y deberán enfrentar el juicio oral y público.

En los tribunales de Comodoro Py 2002 se había dispuesto hoy un operativo de seguridad ante la presencia de la ex jefa de Estado, quien planea viajar en los próximos días a Europa.

Hace dos semanas declaró el diputado del Frente para la Victoria y ex ministro de Economía kirchnerista, Axel Kicillof, quien también está procesado.

Allí aseguró que a su criterio la devaluación “no era inevitable” sino que “formó parte de las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri”.

“Lo que está en cuestión es si todas las decisiones y maniobras del gobierno de Macri desarrolladas por funcionarios que obtenían claros beneficios en los contratos de dólar futuro si se producía la devaluación estuvieron o no asociadas con ese propósito. En conclusión, señor Fiscal, la devaluación no era inevitable’ sino que formó parte de las medidas económicas del gobierno de Macri”, dijo.

A criterio de Kicillof, “todos los testigos consultados sostienen -con razón- que la participación del Banco Central de la República Argentina en el mercado de dólar futuro que se está investigando configura una operatoria no sólo perfectamente legal sino que, además, es una práctica habitual de los bancos centrales de todo el planeta”.

Esa causa nació el 13 de abril de 2016, cuando Cristina Fernández enfrentó su primera indagatoria en Comodoro Py 2002, citada por el juez Claudio Bonadio, por las operaciones de dólar futuro pactadas en la última parte de su gobierno.

Ese día la bancada de diputados del Frente para la Victoria denunció a Bonadio y al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, por haber pagado esos contratos supuestamente a sabiendas de una devaluación.

El fiscal Di Lello también apuntó al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana; al jefe de asesores de la Presidencia, José Torello, y a las firmas Caputo y Chery Socma SA, que hicieron negocios con esas compras a futuro.

Di Lello ya interrogó a economistas y a periodistas, y también al jefe de Gabinete, Marcos Peña; a los legisladores Mario Negri y Federico Pinedo (denunciantes de la operación de dólar futuro) y al ex ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay, quien sostuvo que “la devaluación ya había sucedido, no puede evitarse algo que ya ocurrió”.

DyN

Anuncios