Anuncios

El Pro provincial critica el modelo de gestión del MPN

Neuquén – Luego de que el ministro de Economía e Infraestructura provincial, Norberto Bruno, ratificara que la deuda del gobierno provincial alcanza los 25 mil millones de pesos, el precandidato a diputado nacional David Schlereth se refirió al tema: “Como neuquino, no puedo hacerme el distraído ante la situación económica que atraviesa la provincia. Hoy en día, cada neuquino, es decir, cada uno de los niños, jubilados, docentes, desocupados, personas bajo la línea de pobreza, como parte del Estado, le deben 41 mil pesos a distintos acreedores”.
“Muchas veces, estas cifras tan grandes confunden, pero para aclarar de qué estamos hablando, se puede resumir diciendo que en 2007 la deuda era de 3 mil millones, o sea que tuvo un aumento del 800%”, detalló Schlereth.
“Ese dinero, que hoy es deuda, habría que haberlo destinado a inversiones, para generar trabajo genuino, para diversificar la economía, provincial, mejorar la infraestructura; pero en su mayoría se utiliza para gastos corrientes. Y ese es el gran problema”, sostuvo el presidente del Concejo Deliberante.
El artículo en el que el ministro de Economía Norberto Bruno informa la situación, también anuncia que antes de fin de este año 5 mil millones de pesos deberán ser saldados.
“A modo de ejemplo, con la deuda que se tomó en los últimos 10 años, la provincia podría haber construido la central Chihuido casi en su totalidad, y así generar empleo e irrigar miles de hectáreas, o haber dotado a toda la provincia de 1250 km de autopista, cuando hoy tenemos menos de 80, haber construido por lo menos un hospital de alta complejidad en cada localidad, más de 800 escuelas, 20 mil viviendas; pero prefirieron endeudarnos como un modo de subsistencia”, subrayó el candidato de Cambiemos, y agregó: “gracias a quienes queremos y votamos el cambio, tenemos un gobierno nacional, con Mauricio Macri al frente, que está realizando muchas de esas obras que en 60 años no se hicieron”.
“Nuestra provincia necesita un nuevo modelo de gestión, un cambio que optimice los recursos y administre riquezas; no uno que derroche oportunidades y las transforme en deudas. El `modelo relato´ no beneficia al ciudadano común, solo genera pobreza; tenemos que cambiar por una `gestión real´”, concluyó Schlereth.

Anuncios