Anuncios

Sin clases en la Universidad ni exámenes

Sin clases en la Universidad ni exámenes

Tu voto:

Luego de una consulta nacional acordada por las principales Federaciones Universitarias (Conadu y Conaduh) se resolvió el no inicio del segundo cuatrimestre en agosto y la no toma de exámenes finales en todas la Universidades del país.

El plebiscito realizado a los docentes en las distintas Universidades arrojó un amplio consenso para tomar estas medidas.

Por su parte la Conadu, a través de su Secretario General, Carlos De Feo declaró: “Este plebiscito ha demostrado un contundente apoyo a la propuesta de la CONADU de no iniciar las clases si persiste la escasa predisposición del gobierno a alcanzar un acuerdo paritario”.

Por ello se convocará en esta Federación un plenario de Secretarios Generales entre el 10 y 14 de julio para definir la implementación de la medida de fuerza.

En cuanto a la Conaduh a cargo del Secretario General Luis Tiscornia, se resolvió en el marco de la convocatoria del Congreso Extraordinario de delegados de asociaciones de base, la implementación de ambas medidas, luego de conocerse los resultados de la consulta nacional docente.

La última oferta del gobierno consistió en un 20% de aumento en cuatro cuotas. Dos por ciento más que lo ofrecido en la última reunión paritaria, y un dos por ciento extra en concepto de jerarquización docente que ya había sido ofrecido.

Las Federaciones rechazaron por unanimidad el ofrecimiento luego de siete paritarias nacionales, que desde agosto se vienen desarrollando, sin resultados, a cuenta de la brecha entre los ofrecimientos del gobierno y la demanda de los gremios, que piden un 35% de aumento en carácter de recomposición salarial y compensación de la pérdida salarial del año pasado.

Danya Tavela, Subsecretaria de Políticas Universitarias dijo: “Mejoramos sustancialmente la oferta, pasamos de un 18 a un 20 por ciento, no podemos mejorar más” y agregó: “Si podemos mejorar la oferta, lo vamos a hacer, pero lo que no vamos a permitir nunca es que la negociación se transforme en una extorsión”.

Aunque mientras tanto se adelantó el mes pasado un 4% a cuenta de futuros aumentos y con los haberes de junio se agregaría un nuevo 6%, con el intento de apaciguar los malestares reinantes.

Luis Tiscornia dijo: “No tengo recuerdo de una paritaria que haya durado tanto….el gobierno no atiende razones ni argumentos, hacen todo lo posible para imponer el ajuste e ir contra la educación pública

Lo cierto es que los máximos responsables del área: Esteban Bullrich, Ministro de Educación y Albor Cantard, Secretario  de Políticas Universitarias, van a encabezar las boletas de Senador por la Provincia de Buenos Aires el primero y Diputado por Santa Fe el segundo.

Parece ser que la estrategia de la campaña es mostrar dureza, a costa del salario docente, a imagen de lo ocurrido en Provincia de Buenos Aires con Suteba.

Hay necesidad de mostrar capacidad de realización de ajuste para convencer a los reacios inversores y consultores internacionales, de la viabilidad del proyecto en marcha, que hasta ahora no logra mostrar resultados económicos.

Paradojas de la realidad: la conformación de un gobierno acusado de gobernar para los ricos, no logra el apoyo de los sectores más acomodados en moneda constante y sonante, para que realicen las inversiones necesarias y repatríen sus capitales, para enfrentar la debilidad mayor del gobierno que justamente se encuentra en la economía.

Esperan del Gobierno resultados electorales en octubre y muñeca firme para que implementen un ajuste de envergadura que esperan con gran expectativa, para después de las elecciones, en caso que el gobierno salga favorecido en las urnas.

Las cabezas del gobierno a cargo de las negociaciones salariales, utilizan la puja salarial, para demostrar su fuerza. Juegan con fuego, eligen un lugar sensible del quehacer nacional y de la sociedad. Nada más ni nada menos que el de  las Universidades en este caso. Y expresan al mismo tiempo el desprecio por la Educación Pública que dicen priorizar en tantos discursos vacíos.

Anuncios