Anuncios

Braun, presidente de La Anónima, dijo que “a la compañía no le está yendo bien”

Federico Braun, presidente de la cadena de supermercados La Anónima y tío del secretario de Comercio de la Nación, admitió que a la compañía no le está yendo bien como consecuencia de la caída del consumo y culpó por las remarcaciones a la “elevada presión impositiva”.

Federico es tío de Miguel Braun, a cargo de la política de precios, quien suele recibir cuestionamientos desde la oposición por un supuesto conflicto de intereses al ejercer esa función.

El dueño de La Anónima también es tío, pero en segundo grado, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y hasta el momento no había aceptado hablar en forma pública de ambas relaciones familiares.

Ahora lo hizo, y aclaró que Peña es “uno de los 147 sobrinos segundos que tengo, nunca pisó La Anónima, jamás vino a estas oficinas y yo lo conocí recién hace cuatro años”.

No obstante, más cercano es el vínculo que lo une con su sobrino, el secretario de Comercio, aunque igual lo despegó de la empresa familiar.

“Es hijo de un hermano que falleció, mi hermano entonces no tenía ninguna acción y, en consecuencia, no heredó ninguna”, indicó el dueño de La Anónima en diálogo con La Nación.

Anuncios