Consejos para proteger la piel en la nieve

Ya sea para esquiar o disfrutar de la montaña, siempre nos hacemos un tiempo para pasar algunas horas en la nieve. Es cierto que gran parte del cuerpo estará cubierto por el traje de esquí o por ropa adecuada al frio, pero el rostro, irremediablemente, se queda al descubierto, y para que el frío, el viento y el sol a esa altitud no dañen tu piel es importante escuchar estas recomendaciones que nos trae Gisela Pervanas.
El sol daña la piel, en forma de arrugas y manchas que provocan envejecimiento prematuro y los niveles de radiación ultravioleta a más de 1.000 metros de altura aumentan hasta un 10%, mientras que la nieve refleja un 80% los rayos del sol (frente a un 15% de la arena de la playa).

Consejos:
Recprdá poner el protector solar en las zonas de tu cuerpo expuestas (normalmente la cara) media hora antes de salir a la nieve, y repetir la aplicación cada dos horas.

El viento, propio del invierno y que puede darse con mayor fuerza cuando estás en la montaña, reseca la piel, así que no olvidés hidratar tu rostro. El orden por el día sería: sérum, crema hidratante de cara, contorno de ojos (una zona muy sensible a la deshidratación), y protector solar.

Protegé tus labios. La piel fina y sensible de los labios sufre mucho cuando estás en la nieve. El sol, el viento y el frío pueden provocar sequedad y hasta grietas, así que no salgas sin un buen protector labial con filtro solar.

Utilizá lentes o antiparras adecuadas para los ojos. Protegé tu vista de ventisca para esquiar o practicar snowboard, con un buen filtro UV.

Hidratá también tu cuerpo. Está cubierto pero el frío penetra la ropa y puede provocar mayor sequedad en tu piel. Así que utilizá también una hidratante corporal, haciendo especial hincapié en las rodillas, en los codos y en los pies.

Y no te olvides de las manos. Si esquías tenés que llevar guantes adecuados, pero aún así no te olvides de hidratar tus manos con una crema rica y nutritiva.

Los días nublados también necesitas protección solar. La radiación solar pasa las nubes y sigue siendo muy dañina.

Terminá tu jornada en la nieve con un buen baño y after sun, muy bueno para reparar tu piel. Si no tenés podés usar una hidratante corporal.

error: Contenido protegido ante copia