Anuncios

Receta de pan integral de Kiako the cook

Esta semana traemos una receta de pan integral, de Kiako the cook que tiene recomendaciones básicas además de unas variaciones. Todos los ingredientes se pueden conseguir en Almacén Ser Natural, en Ruta 40 y La Rioja, La Cascada.

Pan integral – básico con variaciones

Ingredientes:

– 330 grs. de harina (serían aprox. dos tazas y ¾).

– 210 cc. de agua

– 10 grs de levadura fresca o 7 grs de levadura seca

– 1 cucharadita de azúcar

– 1 cucharadita de sal

Agregados del día, totalmente caprichosos y opcionales:

– un puñado de higos secos remojados en agua tibia

– un puñado de avellanas tostadas y picadas

– una cucharada de tomillo

– un chorrito de aceite de oliva.

Procedimiento:

“Activar” la levadura, agregándole el azúcar y un poco de agua tibia. Dejarla reposar unos diez minutos (esta parte la apuré, y el pan quedó rico. Pero sospecho que me perdí un montón de miga y textura por no dejar actuar la levadura. Ustedes sean más vivos).

Volcar la harina en la mesada y formar un hueco en el medio. Echar ahí la levadura y el agua, mezclando de a poco. La idea es mover la mano abriendo y cerrando los dedos para integrar de a poco harina, sin desarmar el “anillo” para que no salga el agua del hueco. Integrar todo el agua y tratar de notar “a ojo” si necesita un poquito más: tiene que formarse un bollo maniobrable, que no sea demasiado pegajoso en las manos pero tampoco demasiado duro para amasar.

Formar un bollo y pegarle. Cachetearlo. Estirarlo y volverlo a estirar. Cualquier maniobra que te ayude a amasarlo y masajearlo sin que te mueras de cansancio en los brazos suma. Codos, bienvenidos.

Darle forma de pelota y llevar a un bowl, cubrir con film, a reposar un mínimo de media hora hasta que leve casi al doble. Lo ideal es un lugar cálido sin que le de corriente de aire ni tampoco mucha luz.

Después de esa media hora holgada, volver a tomar la masa y amasar un poquito: es el momento de agregar cualquier saborizante o ingrediente que te guste. Hierbas, especias, aceite, verduras, frutas (cuidado con el exceso de agua!) o frutas secas. Queso o semillas. El mundo es tuyo, lo que quieras. Yo usé avellanas, higos secos, tomillo y oliva, y salió muy bueno.

Integrá bien lo que prefieras o dejalo neutro si querés. Ahora volvé a dejar reposar la masa en las mismas condiciones, por 30 minutos a una hora más. Andá prendiendo el horno a 180° así está listo cuando el pan termina de levar. Y de paso ese calorcito del ambiente ayuda al leudado.

Ahora sí: dale la forma que quieras y llevalo al horno en una placa apenas aceitada. Para estas cantidades, con 25 minutos a media hora alcanzás un pan doradito. Una buena prueba es darle un golpecito seco: cuando está listo, tiene que sentirse bien dura la corteza y sonar hueco adentro. ¡Si diosito quiere y la miga está buena!

Sacalo del horno, dejalo reposar un poco y bon apetit.

Receta publicada en Kiako the Cook

Anuncios