Anuncios

Investigadores creen que hubo más partícipes en el crimen de la embarazada de Rincón

Rincón de los Sauces – En el marco de la investigación por el homicidio de la chica que cursaba el sexto mes de embarazo en Rincón de los Sauces, fueron ordenadas varias nuevas medidas y análisis que comenzarán a realizarse desde hoy en la localidad.

Según precisó el fiscal general José Gerez, “no descartamos la posibilidad de que hayan participado más personas en el crimen de Fernanda Pereyra”.

Por el asesinato cruel de la embarazada hay tres jóvenes detenidos: su expareja Luciano Hernández; el compañero de inquilinato de él Osvaldo Castillo; y Diego Marillán, otro joven que tiene un local de audio pegado al inquilinato y a quien ayer un tribunal rechazó su pedido de aguardar el proceso en libertad.

El fiscal jefe de Homicidios, Agustín García precisó que “habiendo pasado tan pocos días no podemos descartar ninguna hipótesis y por eso también creemos que puede haber más partícipes”.

Si bien desde la fiscalía no se revelaron las líneas de investigación se supo que uno de los puntos que se analiza es el sustento económico de Hernández y Castillo. Es que a pesar de tener un buen pasar, Hernández incluso había sacado por sistema de leasing del BPN la camioneta Kangoo en la que se sostiene que la joven fue asesinada, ninguno tiene un trabajo y aseguraron que subsistían haciendo “changas”.

En diálogo con “Río Negro” el fiscal Gerez aseguró ayer que “creo que el móvil del crimen es una combinación, un mix de cosas que derivaron en el asesinato”. Y señaló entre ese mix de causales “la presencia del narcotráfico y la paternidad en disputa”.

Sin embargo, Gerez advirtió que “el ritualismo satánico no es el móvil del crimen, no la mataron para realizar un ritual. Pero sí creo que el ritualismo es el medio a través del cual se procedió a quemar el cuerpo, a concluir un crimen de esta manera tan macabra y perversa”.

Es que el homicidio ocurrió el pasado jueves 20 cerca de las 20.30 cuando la muchacha salió a la calle ante un llamado telefónico, pero fue interceptada y subida a una camioneta en donde la apuñalaron. Luego de fallecer, y con ella el bebé de 6 meses que esperaba, fue llevada hasta la vera de la ruta 6, a 6 kilómetros de distancia, y calcinada entre una pira de pallets , ramas y ruedas de vehículos.

Los pasos a seguir. Entre las medidas que se realizarán en estos días la fiscalía adelantó por un lado que se extraerá una muestra de sangre a Kevin Carrasco, un joven que está preso en la cárcel de Cutral Co y que sería el padre del bebé que esperaba Fernanda, ya que mantuvieron una relación desde fines de 2016 hasta febrero de este año.

Luego de ese corte, fue que Fernanda comenzó la relación con Hernández, la cual finalizó pocos días antes de su crimen, según se cree cuando el joven se enteró que el bebé no era de él.

La otra pericia que se realizará en estos días es el análisis de un celular que fue encontrado en el dormitorio de Castillo y que corresponde con las particularidades del teléfono de Fernanda. En tanto que también se cotejará la sangre hallada en un mantel quemado, que se cree que fue utilizado por los acusados de homicidio doblemente calificado al momento del crimen.

Nota publicada en Minuto Neuquén

Anuncios