Un policía le salvó la vida a un nene que se ahogaba con un pancho




Neuquén – Policías que patrullaban el centro de la ciudad de Neuquén, socorrieron a un niño de dos años que había sufrido la obturación de las vías respiratorias mientras comía un pancho junto a sus padres. Le aplicaron la maniobra de Heimlich, que consiste en comprimir el abdomen, y lograron que expulse la comida.

El episodio generó un fenomenal revuelo en la céntrica esquina de San Luis y Sarmiento, en el Bajo neuquino, sobre la vereda del Parque Central.

Según se informó desde la Policía, este martes alrededor de las seis de la tarde, quienes transitaban por esa zona observaron un nervioso movimiento de personas que, a los gritos, pedían ayuda. Una patrulla que pasaba de a pie por el lugar se acercó al ver el revuelo y solicitó de inmediato la presencia de una ambulancia.

A todo eso, una partida de efectivos motorizados escuchó el pedido vía radial y acudió al sitio. Uno de los uniformados bajó de su moto, tomó al niño entre sus brazos y puso en práctica el protocolo de salvataje. El pequeño, de tan sólo dos años, se había atorado con un pancho que comía acompañado por sus padres. Se indicó que sufrió una obstrucción de las vías respiratorias.

Tras esa primera y determinante intervención, los profesionales médicos finalizaron la tarea tras comprobar que se encontraba en perfecto estado de salud.