Anuncios

Los beneficios de comer pastas de harina integral

En el mercado existen diversos tipos de pastas; entre las más comunes está la pasta blanca o pasta de harina refinada, y la pasta integral. La primera es la más popular en las cocinas y mesas del todo el mundo, no solo por su precio en los supermercados, sino por su larga duración. Aunque este tipo de pastas intentan competir agregando nutrientes como el hierro y vitamina B, el producto «enriquecido» no logra alcanzar las metas que traza la pasta integral.

Por su parte, la pasta integral está hecha de trigo integral que contiene germen y salvado, entre otros componentes, y su materia debe pasar por algunos procedimientos más extensos que hacen que sus valores nutricionales sean mayores a los de la pasta convencional. Sin embargo, existen cierto tipo de personas que tienen algún tipo de alergia o intolerancia al trigo integral.

Lo ideal es que revises las tablas nutricionales que vienen en la paquete de las pastas; allí te darás cuenta de la diferencia entre una pasta integral y una blanca. De cualquier forma, estarán marcadas en alguna parte del envase, mencionando que es un producto 100 por ciento de trigo integral. Y te invitamos a que consumas de ella, aunque te represente un poco más de dinero.

En el mundo de la alimentación sana siempre se elegirá por encima de todo la pasta integral porque se ha comprobado la gran cantidad de beneficios que brinda al organismo:


Menos calorías

Las pastas integrales no tienen grasas que inviten al costerol y en consecuencia tienen muchas menos calorías que la pasta tradicional. Además, por sus compuestos como el salvado, mejoran el tránsito intestinal y son muy recomendables para personas que quieran bajar de peso.


Fuente sana de energía

Las pastas integrales acompañadas con una salsa que no tenga grasas el resultado será un alimento que aumenta tu energía por sus niveles de hidratos de carbono.

Aporta muchos nutrientes
La pasta integral entrega importantes cantidades de vitamina E, antioxidantes, gran cantidad de fibra, proteínas y grasas enteramente saludables.

Reduce el riesgo de enfermedades
Según algunos estudios, se ha comprobado que al menos media taza de pasta de trigo integral cocida puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas como las enfermedades del corazón, la diabetes tipo II, cáncer y problemas estomacales.

En cuanto a los procedimientos de preparación, básicamente, ambos tipos de pasta cumplen con los mismos requisitos. Aunque la pasta integral puede tomarte un poco más de tiempo en la cocción, ya que puede resultar un poco más dura y debes darle su tiempo para que no quede demasiado pegajosa.

Ahora ya sabés un poco más sobre un producto que podés incluir en tu lista de alimentos nutritivos y saludables. En Almacén Ser Natural, de Ruta 40 y La Rioja, en La Cascada, vas a encontrar distintos tipos de pastas con harina integral, además de todas las recomendaciones para cocinarlos y consumirlos.

Anuncios