Anuncios

Del biodiésel, los cerdos y limones: el relato de las relaciones maduras con los Estados Unidos

A pesar del encuentro de Trump con Macri en Estados Unidos, la cinematográfica visita del vicepresidente de ese país, Mike Pence, el intercambio comercial va de mal en peor. Noticias de un relato.

A pesar del encuentro de Trump con Macri en Estados Unidos, la cinematográfica visita del vicepresidente de ese país, Mike Pence, el intercambio comercial va de mal en peor. Noticias de un relato.

Por Claudio Blacher

El departamento de Comercio de Estados Unidos acaba de elevar los aranceles a las exportaciones del biodiésel argentino que van hacia allí. Los valores llegan hasta el 64%, lo que paraliza las exportaciones del sector.
La medida se sustenta en considerar que el biodiésel se encuentra subsidiado en nuestro país.
La Cámara del sector (CARBIO) reaccionó frente a la medida, de la mano de su presidente Luis Zubizarreta: “La medida muestra un alto grado de discrecionalidad y una política proteccionista que no se encuentra acorde a lo establecido por la Organización Mundial de Comercio” y negó que la Argentina subsidie la exportación del biodiésel.
El 90% de las exportaciones Argentinas del biodiésel y sus derivados tienen como destino a los Estados Unidos.
La sobreactuación del Gobierno para alinearse con EEUU respecto de la crisis en Venezuela no alcanzó.
Mike Pence en su reciente visita quiso incluso más: pretendía una posición conjunta que iba más allá de la oposición venezolana.
Tras la visita Macri posteó un tuit en el que decía: “Realmente esto ratifica el nivel de interés, el entusiasmo que hay en nuestro país. Hemos comenzado a reconstruir confianza, ser previsibles, eso inicia un proceso de generación de empleo en nuestro país, se atraen inversiones”.
Sin embargo negocios son negocios y como dijo Trump: “Pero incluso las naciones amigas deben cumplir las reglas”.
La reciente concesión que permite la exportación de limones, que ya se viene anunciando desde hace meses se cobró cara. Esas son las reglas de negocios del “ganar – perder”. Y las aceptamos otra vez.
Parecía que el único costo a pagar era la apertura de nuestro país para comprar carne de cerdo del norte.
Por ello el gobierno nacional autorizó la compra de cerdo después de 25 años de prohibición por cuestiones sanitarias.
La medida ya había sido fuertemente criticada por los productores locales de carne porcina, por la apertura del sector.
Sin embargo las exportaciones de limones beneficia a la Argentina en U$S 50 millones al año, mientras el biodiésel representa una pérdida 24 veces mayor (1200 millones).
Se dice en un conocido diario económico del país: “Estados Unidos es el principal exportador mundial de carne de cerdo y este acuerdo le ofrece un mercado potencial de unos 10 millones de dólares, aseguró la Casa Blanca”.
De ésta manera volvemos al “mundo” según el relato. Buenos negocios para pocos, hacia adentro; buenos negocios para pocos desde afuera.

Anuncios