Anuncios

Más de 300 muertos por un terremoto de magnitud 7,3 entre la frontera de Irak e Iran

Un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter sacudió este domingo la montañosa frontera entre Irán e Irak, en las regiones que concentran la mayoría de la población kurda de ambos países, según informó el Instituto geológico de Estados Unidos (USGS). El sismo que se produjo a las 21.18 hora local ha causado más de 330 muertos y más de 4.000 heridos, la gran mayoría del lado iraní. Los equipos de rescate se afanan por rescatar a los supervivientes de entre los escombros de los edificios derrumbados.

“Anoche la situación era terrible. Había muchísimo pánico y mucha gente durmió en la calle”, relata Bishwam Yalal, periodista de la cadena KNN TV y residente en Suleymaniya, en el Kurdistán iraquí: “Por desgracia, en las redes sociales se propagaron rumores de que habría un segundo terremoto y eso incrementó el pánico. Hoy [por el lunes] la situación se ha calmado, pero según las autoridades sigue habiendo riesgo de réplicas”. En Halabya, localidad a 60 kilómetros de Suleymaniya y unos 32 kilómetros al norte del epicentro del terremoto, y en los pueblos de sus alrededores fue donde se produjeron la mayoría de las víctimas en territorio iraquí: siete muertos y al menos 321 heridos que han requerido hospitalización, según la cadena de televisión kurda Rudaw.

Peor parte se han llevado al otro lado de la montañosa cordillera que separa ambos Estados. La televisión estatal iraní ha informado de que al menos 336 personas han fallecido en ese país y otras 3.950 han resultado heridas. El epicentro del temblor, fue situado en un primer momento en Halabya, del lado iraquí de la frontera; pero el lunes el USGS y la agencia homóloga iraní cambiaron su estimación y lo situaron en Irán, muy cerca de la frontera, a unos 50 kilómetros al norte de Sar-e Pol-e Zaham (provincia de Karmanshah), la localidad más afectada por el sismo, en donde han muerto al menos 236 personas. La televisión estatal mostró imágenes grabadas durante la noche en esta ciudad de unos 85.000 habitantes en las que se apreciaban edificios de cinco o seis pisos sin fachadas pero cuyas estructuras y pisos resistieron al temblor.

Fuente: El País

Anuncios