Anuncios

Con la reforma tributaria la provincia deberá resignar $317 millones

Neuquén – Un informe realizado por el diputado provincial, Mario Pilatti, del bloque del MPN, desglosa el detalle de la Reforma Tributaria impulsada por el gobierno nacional, que arroja un saldo negativo de $317 millones para la provincia de Neuquén.

En las reformas presentadas por el presidente, Mauricio Macri, la provincia de Buenos Aires es la que más beneficios obtiene. El desguace del denominado Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense y la consecuente coparticipación entre todas las provincias del Impuesto a las Ganancias le permitirían a la provincia más poblada del país incrementar sus fondos anuales en 25 mil millones de pesos.

Este cambio en el mecanismo de distribución de impuestos implica la derogación del artículo 104 de la Ley del Impuesto a las Ganancias. Dicho artículo sustrae anualmente del reparto un 36% de lo recaudado, monto equivalente a 4 presupuestos provincia, es decir 240 mil millones de pesos. De ese monto, el esquema vigente también reparte a la ANSES el 20%, unos 130 mil millones de pesos para 2018. La intención del gobierno nacional es financiar al organismo nacional con la cesión del 100% de lo recaudado por el impuesto al Cheque.

El 16% restante lo componen el 10% del denominado Fondo del Conurbano Bonaerense, que en 2018 ascenderá a 65 mil millones de pesos; otro 4% le corresponde al fondo de infraestructura social destinado a provincias con Necesidades Básicas Insatisfechas (ganancias NBI) –que no incluye a Buenos Aires- y el 2% restante engrosa los recursos que componen los Anticipos del Tesoro Nacional. De prosperar la reforma, esta partida se deberá repartir en concepto de coparticipación entre todas las provincias, lo que engrosará las arcas de Buenos Aires en 25 mil millones de pesos.

“Las provincias pasan a poder repartirse un 57% del Impuesto a las Ganancias. La provincia más beneficiada es Buenos Aires, que se encontraba en parte afuera de este esquema de reparto y ahora obtiene 25 mil millones de pesos”, explicó Mario Pilatti al analizar la propuesta tributaria que el Ejecutivo nacional quiere consensuar con las provincias.

Ello se desprende de la vuelta al esquema original del reparto del Impuesto a las Ganancias, con la consecuente pérdida de 130 mil millones de pesos que dejará de recibir la ANSES y que el gobierno nacional pretende equiparar con la cesión del total de lo recaudado en concepto del impuesto al Cheque a dicho organismo, impuesto que en la actualidad se distribuye 70% a Nación y 30% a las provincia.

“Neuquén ganaría 2100 millones de pesos por la vuelta del 20% del impuesto a las ganancias que resignaría la ANSES, pero perdería 550 millones por el impuesto al Cheque y dejaría de percibir 1400 millones por el excedente del Fondo del Conurbano y otros 500 millones de pesos por su participación en fondo de infraestructura de Necesidades Básicas Insatisfechas, que se financia a través de un porcentaje del Impuesto a las Ganancias”, afirmó.

En este nuevo esquema, Neuquén deberá resignar 317 millones de pesos, cifra que en 2018 se compromete a compensar el Estado nacional, que ya anticipó que hará lo propio con todas las jurisdicciones que deban ceder recursos. “Impulsa un nuevo esquema para financiar la ANSES e implementa compensaciones para aquellos distritos cuyo saldo puede terminar en negativo por el porcentual que dejan de percibir en forma anual”, apuntó Pilatti.

“Lo que están en juego es el financiamiento de los servicios que deben prestar las provincias: Salud, Educación, Seguridad y Justicia. Hoy todas las provincias están sacando cuentas.”, indicó Pilatti.

En ese sentido, destacó que otro punto en debate será la pretensión del gobierno nacional de dar a cuenta de ganancias anticipos del pago del impuesto al cheque, lo que significaría un avance sobre los ingresos que genera el impuesto a las ganancias y de los que en gran porción reciben las provincias.

“La idea es que en 2021 ó 2022 los pagos del impuesto al cheque se tomen como pago a cuenta de ganancias. Lo que implica que el impuesto al cheque se quede con una parte de la recaudación de ganancias, impuesto que reparte la mayor cantidad de recursos para las provincias”, anticipó Pilatti.

Fuente: diputadosmpn.com

Anuncios