Anuncios

La Cumbre del G20 en Bariloche, una escena Nacional

En un escenario militarizado, y con un crimen de fondo, se da inicio a las reuniones formales de la Cumbre del G20.
Bariloche reflejo nacional en la mira.

La Cumbre del G20 se alcanzará en noviembre del 2018, cuando los principales mandatarios se reúnan en Buenos Aires.

Sin embargo esta semana comenzaron las reuniones formales en Bariloche con los funcionarios de Finanzas y Bancos Centrales de los países participantes, en el marco de un seminario de trabajo.

El jueves por la mañana en el Centro Cultural Néstor Kirchner, de la CABA, se realizará una ceremonia para presentar los temas que diagramó la Argentina, rol del país anfitrión, que se descuenta tendrán como ejes: el futuro del empleo, la infraestructura para el desarrollo y la seguridad alimentaria.

Finalmente el viernes, Argentina asumirá la presidencia formal y se inaugurará la Cumbre.

Durante el año que viene están programadas más de 40 eventos, y más de 50 reuniones que se realizarán además de la Capital Federal, en Mar del Plata, Rosario, Córdoba, Mendoza, Bariloche, Salta, Jujuy, Puerto Iguazú y Ushuaia.

Los países integrantes son: EEUU, China, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, India, Brasil, Italia, Canadá, Corea del Sur, Rusia, Australia, México, Indonesia, Turquía, Arabia Saudita, Argentina y Sudáfrica, más la Unión Europea.

Es decir el grupo de los G8 (países más industrializados) al que se agrega Australia, 10 países emergentes, y el bloque de la Unión Europea.

Son encontrados los temas de conflicto cuando el objetivo primordial que se propones es ser un: “Foro de cooperación y consultas entre los países en temas relacionados con el sistema financiero internacional, que estudia, revisa, y promueve discusiones, sobre temas relacionados con los países industrializados y las economás emergentes, con el objetivo de mantener la estabilidad financiera internacional, y de encargarse de temas que estén más allá del ámbito de acción de otras organizaciones de menor jerarquía”.

En la economía internacional como en la nacional, de las cumbres de superestructura, cuando se reúnen los poderosos a expensas de los más débiles, es de esperar que los acuerdos principales sean para consolidar un sistema de reparto, donde ganan los de siempre y pierdan los más pobres.

Así ocurrió por ejemplo en la última reunión del G-20 en Hamburgo, donde quedó plasmado en el documento final las diferencias de EEUU y el resto del bloque sobre el cambio climático.

Qué decir sobre el orden económico mundial.

Esta vez el escenario que da el puntapié inicial, la Ciudad de Bariloche, presentó un panorama previo desolador: un joven solidario de una humilde barriada es herido de muerte por la espalda, con una bala de las fuerzas de seguridad, produciendo un crimen que el gobierno se escurre en esclarecer, mientras se alientan fantasmas que sólo permitirán agigantar conflictos con comunidades, mayoritariamente pacíficas.

En declaraciones de los principales voceros del gobierno, en los medios en general y en las redes sociales en particular se dejan correr supuestos, que nadie verifica, se toman posturas preestablecidas y a nadie parece importarle la verdad.

Se multiplican las cadenas de whatsaap, desde todos los sectores sociales e ideológicos, al servicio de la estupidez, al tiempo que se somete a unos a la acción y a los otros a la inacción.

Emblemático el caso, para dar testimonio a una Cumbre Internacional, donde una vez más serán atacados por la espalda los más débiles, por quienes no escatiman en recursos para perpetuar sus intereses en el orden mundial.

Mientras tanto en lo doméstico, nos pretenden instalar un nuevo enemigo, al tiempo que se propone debatir con la mayor celeridad, las medidas principales del ajuste, para restablecer el nuevo orden Nacional.

Anuncios