Anuncios

Brunilda no se acercó al Hospital pero envió su carta apoyando a los trabajadores

San Martín de los Andes – Es de público conocimiento que trabajadores del Hospital Ramón Carrillo mantienen una medida de fuerza hace más de 30 días. Lamentablemente la situación pasó a mayores el pasado sábado donde tomó injerencia la Justicia al enviar a miembros de la GEOP a desocupar el nosocomio. Si bien se acordó el diálogo y se garantizó el buen funcionamiento del Hospital, el conflicto no llegó a su fin.

Con todo este panorama, de acuerdo a lo que informaron los trabajadores de la salud, la intendente nunca se hizo presente en el edificio para saber cómo y de qué manera poner su granito de arena para solucionar el conflicto.

En la jornada de hoy se hicieron presentes vecinos para realizar un abrazo simbólico y dialogar con los trabajadores que expresaron su opinión.

“Lo que nosotros queremos es que se pare la pelota, y que entre compañeros de trabajo respetemos la opinión de cada uno, tanto de los que hacen huelga, como de los que no”, expresó Pablo, uno de los empelados que desarrolla sus tareas en el hospital. Entre estas declaraciones se expresó la tensión interna que esta medida de fuerza representa.

Es por ello que la Intendente Municipal expresó su opinión en una carta que envió a todos los medios, luego de presentarse en el Concejo Deliberante donde se le instó a que concurra a la Justicia para solucionar el conflicto.

La misiva dice lo siguiente:

“En el marco de la difícil situación de público conocimiento que atraviesa el Hospital de la Ciudad de San Martín de los Andes y enterada del acto de apoyo al nosocomio, que ha sido convocado por parte de su personal, no quiero dejar de enviarles esta nota para trasmitir mi acompañamiento y respaldo por la acción encarada.

Sin ánimo de opinar respecto del reclamo atendible que están llevando adelante otros trabajadores del sector estimo importante destacar la ponderación que ustedes realizan de la situación al decidir continuar trabajando. Valorar la razón de ser que subyace a la vocación de servicio que presentan los médicos, enfermeros y empleados en general es destacar el espíritu de humanidad puesto al servicio del enfermo necesitado. Comparto que el derecho que tienen las personas de ser atendidas cuando su salud se debilita es algo incuestionable e impostergable. Por esta razón no quería dejar la oportunidad de acompañarlos en este gesto de defensa de nuestro Hospital Público en funcionamiento.

En paralelo y desde mi función actual de Intendente Municipal llevo adelante gestiones para intentar que el conflicto se resuelva prontamente. Como empleada jubilada del Hospital Ramón Carrillo me uno a ustedes en este gesto”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: