Anuncios

En Neuquén se vivieron momentos de violencia entre manifestantes de ATE y efectivos de la policía

Neuquén – En la jornada de este jueves la policía se hizo presente en el Hospital Castro Rendón donde se intentó desalojar a los trabajadores tercerizados que protestaban en la lavandería del nosocomio. Una vez allí los efectivos arrojaron gases lacrimógenos y balas de goma.

Los incidentes comenzaron a registrarse minutos antes de las 17, luego de que las autoridades policiales notificaran de la orden de desalojo del lavadero que provee la ropa limpia a los nosocomios públicos. El centro de la ciudad se convirtió en pocos minutos en un campo de batalla. Los manifestantes fueron replegados hacia la calle Alderete, frente a la guardia del hospital, donde resistieron arrojando piedras. Allí además de las piedras, los gremialistas quemaron los contenedores de basura.

En principio, además de autos dañados y vidrieras destrozadas por la lluvia de piedras y el disparo de balas de goma, habría seis lesionados de distinta consideración. Tres serían policías y un número similar de gremialistas.

La orden de desalojo la dispuso esta tarde el fiscal jefe Pablo Vignaroli, quien aseguró que fue a pedido del abogado de la Subsecretaría de Salud, quien argumentó que si no se podía cambiar la ropa de blanco corrían riesgo los pacientes internados. Indicó que hubo un intento de diálogo, pero resultó infructuoso.

El subsecretario de Seguridad, Gustavo Pereyra, dijo que era la única forma de garantizar que “la ropa de blanco, los materiales y medicamentos lleguen al hospital”. “La salud pública está por encima de cualquier conflicto”, aseguró.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: