Anuncios

El crédito hipotecario tan temido: aumentan las cuotas

Presionada por las altas tasas de interés decretadas por el Banco Central, aumentan los créditos hipotecarios.

El boom de los créditos hipotecarios parece empezar a desvanecerse. La fuerte demanda de vivienda tuvo su correlato en el aumento incesante del otorgamiento de créditos hipotecarios con la modalidad de ajuste UVA (Unidad de Valor Adquisitivo).

Así del total de créditos, los de esta modalidad pasaron a representar el 90% del total.

La modalidad implica una tasa de interés más ajuste inflacionario, que lo hace atractivo para todos aquellos convencidos que la inflación iría bajando, según viene prometiendo el gobierno.

Su éxito es reconocido en aquellos países con tradición en el control inflacionario.

Esto explica el crecimiento incesante que fue teniendo el crédito para vivienda en estos últimos meses.

Mucha gente con necesidad de su techo propio, pero además esperanzada de los planes monetarios del gobierno.

Sin embargo ahora por el aumento de tasas de parte del Banco Central, se anuncia que los nuevos créditos a otorgar de aquí en más, subirán las cuotas un 10% en promedio y un 20% el piso de condición para acceder al crédito.

Pero además del encarecimiento del crédito, resulta que las propiedades sufrieron un incremento en dólares de entre el 13 y el 17%, lo que aumenta el capital en pesos a solicitar o la resignación a achicar la propiedad buscada.

Por caso para el Banco Nación “el aumento será del 3,5 al 5% de la tasa del préstamo hipotecario UVA para quienes sean clientes del banco y del 4,5 al 7% para quienes no. Así, la cuota mensual pasará de $ 4490 a $ 5368 y el ingreso mínimo para calificar al crédito subirá de $ 17.962 a $ 21.493” según publica el diario La Nación en su edición del lunes 4/12.

La estimación de una meta inflacionaria del 17% para el 2017, también derriba expectativas, ya que se descuenta que la misma alcanzará cerca del 25%.

Altas tasas y metas inflacionarias incumplidas agitan los fantasmas de quienes tomaron créditos hipotecarios o quienes están pensando en hacerlo.

Por ello el sector inmobiliario prende las alertas y ven a “este encarecimiento como perturbador para la dinámica que había ganado el mercado. En especial, porque llega en un momento inoportuno, tomando en cuenta que la reactivación generalizada en el sector apenas había empezado hace entre 60 y 90 días“.

La sensibilidad de una sociedad tantas veces afectada por cambios económicos bruscos (la hiperinflación, las devaluaciones etc..) o las comparaciones, puesta en debate, hechas desde la aparición de estos créditos, por distintos analistas económicos con la célebre y triste circular 1050, crean el escenario tan temido.

Otra vez se derriban ilusiones, y se generan dudas que aportan al descreimiento social; a poco tiempo de haberse realizado tantas promesas, como las inversiones que vendrían, el control inflacionario, la pobreza cero y otras que sólo fueron sostenidas gracias a una gran campaña mediática de difamación de la “herencia recibida” y connivencia con un poder judicial desprestigiado, además de la complicidad de tantos referentes.

Anuncios