Anuncios

El juez Villanueva no encontró armas, pero sí una decena de vainas donde murió Rafael Nahuel

Bariloche – El juez federal Gustavo Villanueva no halló armas de fuego en el terreno de Parques Nacionales ocupado por la comunidad Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi donde hace casi dos semanas fue herido de muerte Rafael Nahuel, alcanzado al parecer por una bala de la Prefectura. Se levantaron rastros en la vegetación que los peritos no se pusieron de acuerdo en identificar como rastros de disparos con armas “de grueso calibre” con los que, según el gobierno nacional, los mapuches respondieron a la voz de alto de la fuerza federal.

Foto: Chino Leiva – Río Negro

Sí se encontraron decenas de vainas servidas y casquillos de postas de 9 milímetros recolectaron los peritos que ayer participaron de la inspección encabezada por el mismo juez federal, quien investiga la muerte de Rafael Nahuel. El operativo demandó más de nueve horas y la amplia comitiva que acompañó al juez y la fiscal Silvia Little, descendió de la montaña ya entrada la noche, pasadas las 21:30.

En el predio que permanece ocupado por integrantes de la lof mapuche, que reivindican esas tierras del Parque Nacional Nahuel Huapi como ancestrales, el juez no ordenó detenciones ni tuvo contacto con los ocupantes aunque recibió algunos gritos e insultos a su paso, según se pudo conocer.

Entre los peritos estuvo la perito de la querella, Silvia Bufalini, además de los oficiales de la Policía Federal, la defensora de menores y tres representantes legales de Prefectura Naval, la fuerza que realizó el operativo del 25 de noviembre cuando murió Nahuel.

Julieta Wallace y Natalia Araya, abogadas de la querella en representación de la familia de Rafael Nahuel, participaron del recorrido y remarcaron que “el operativo fue en total tranquilidad”.

“Fue una medida positiva y sobretodo que se haya encontrado evidencia más allá de que se debe esperar las pericias balísticas”, destacó Wallace.

Según relató la abogada en la inspección se llegó en primera instancia al punto señalado por el Ministerio de Seguridad de la Nación, a unos 400 metros del acceso al predio. En ese punto no se encontró ningún rastro. No había árboles dañados y ninguna evidencia para recolectar. “Esto desacredita la versión del Ministerio de Seguridad”, apuntó Wallace al referirse a la distancia del lugar donde se produjo el supuesto enfrentamiento y la versión oficial de que se habían arrancado de cuajo ramas de árboles por la potencia de las armas utilizadas.

La comitiva avanzó unos metros más porque testigos que aportó la querella habían indicado que el punto donde se produjo el ataque y donde murió Nahuel era entre 1000 y 1500 metros. A unos 800 metros, según precisó Wallace, se recolectaron balas y rastros de postas antimulto y unos 200 metros más arriba, se halló la primera vaina de posta de plomo. En las inmediaciones “había más de 30 vainas y casquillos tirados”, informó la abogada que precisó que todas eran de balas 9 milímetros, el mismo calibre que usa el grupo Albatros y con el que murió Nahuel.

Wallace señaló que se llegó a unos 1500 metros del inicio del sendero donde presuntamente cayó muerto Nahuel pero en ese sector no había ningún rastro solo a unos metros, junto a un coihue, “había unas siete balas juntas”.

Con las evidencias recolectadas ahora se deben realizar pericias puntuales para establecer la procedencia de las vainas y casquillos, si pertenecían a las armas del grupo Albatros (que fueron secuestradas el primer día por el juez Villanueva) o si se trata de municiones de otras armas que habrían utilizado ese 25 de noviembre.

El juez debe determinar si hubo un enfrentamiento con disparos ocasionados por integrantes de la comunidad mapuche, como indicó el Ministerio de Seguridad, o si fue un ataque de la fuerza de seguridad a un grupo munido solo de piedras y boleadoras.

Info: De Bariloche

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: