Anuncios

Números en rojo: En este año, Neuquén triplicó su déficit fiscal

Neuquén – El déficit fiscal que presentan las cuentas neuquinas alcanzó, al cierre del tercer trimestre del presente año, los 3.559 millones de pesos. La cifra triplica el resultado financiero logrado para este mismo período de 2016 cuando el rojo había llegado a los 1.215 millones.

En Neuquén, las cifras alarman. Las estimaciones del gobierno nacional señalan que, para fines de este año, los desequilibrios de la provincia podrían superar los 5.000 millones de pesos y más de 6.000 millones si se computan los balances del ISSN. Todo un récord para los jóvenes números de la economía neuquina. Con este escenario, no se descarta una profundización de la política de endeudamiento iniciada a partir del segundo gobierno de Jorge Sapag.

¿Cómo se llega a este escenario? Sencillo, los déficits presupuestarios aparecen cuando el Estado gasta más de lo que recauda. La estadística oficial señala, en este sentido, que las erogaciones totales ejecutadas por la administración Gutiérrez alcanzaron, en estos primeros nueve meses del año, los 39.103 millones mientras que ingresaron, en todo concepto a las arcas provinciales, alrededor de 35.544 millones. Otro dato que muestra lo complejo del escenario es la evolución que han tenido las partidas en el presente año. Mientras que los gastos totales presupuestarios crecieron a una tasa del 41% interanual, los recursos los hicieron al 34%. Estos siete puntos de diferencia fueron financiados con deuda pública, otras de las variables que ha registrado un crecimiento histórico según las estadísticas presentadas por Nación.

¿En que afecta el déficit de la provincia? En primer lugar, ejerce presiones sobre la tasa de interés y limita la disponibilidad de crédito al sector privado frenando así el desarrollo económico de la provincia. Es segundo término, existe un efecto sobre la desigualdad en la sociedad, ya que el gasto público en inversión suele ser recortado en la medida en que la provincia tiene que destinar recursos para pagar intereses y gasto no productivo. Escuelas, hospitales, obras de pavimentación, viviendas y rutas, entre otras obras, son interrumpidas para poder compensar la fuerte presión generada por la partida de gastos corrientes.

Al ser interrogado el gobierno provincial por estos importantes desvíos, fuentes del ministerio de Economía aseguran que el retraso cambiario está afectando la performance fiscal ya que una gran parte de los ingresos está directamente relacionada a valores en dólares, como es el caso de las regalías, canon extraordinario de producción y alrededor del 50% de la recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos y del Impuesto de Sellos.

En relación al crecimiento registrado en los gastos, desde la administración Gutiérrez argumentan que este salto es explicado por la evolución de la partida Personal, cuyo incremento salarial otorgado el año pasado en línea con la inflación (38%) fue otorgado en etapas y tuvo un impacto parcial durante 2016 y pleno en 2017, a lo que se le sumo el aumento correspondiente al acuerdo salarial a partir del mes de abril de este año.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: