Anuncios

Desde el 1° de enero las estaciones de servicio no aceptarán pago con tarjetas de crédito

Desde hace casi 20 días se empezó a conocer el rumor de que no se aceptarían tarjetas de crédito como forma de pago al cargar combustible. En las últimas horas se confirmó esa información y ahora las estaciones de servicio pymes ratificaron que a partir del 1° de enero dejarán dejar de cobrar las ventas de combustibles con tarjetas de crédito, en protesta por las comisiones que pagan a las emisoras de los plásticos y que aseguran representan hasta el 50% de rentabilidad de cada boca de expendio.

Carlos Pinto, secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Neuquén y Río Negro, detalló a medios radiales, el devenir de las negociaciones, que han fracasado hasta ahora, con Prisma Sociedad Anónima, la empresa que controla la mayor parte de las tarjetas de crédito que usan los argentinos.

“Está confirmada la decisión en caso de que no haya una respuesta en un intento de diálogo por parte de las tarjetas. Más precisamente de Prisma, que es la empresa dueña de la mayoría de las tarjetas que tiene -yo diría- monopolizado el sistema”, expresó Pinto.

El empresario, que además encabeza la Asociación de Comercios, Industrias y Afines de Neuquén, explicó el impacto sobre la renta de los estacioneros de las comisiones que cobran las tarjetas por el servicio. El principal argumento de los expendedores está relacionado con “la desproporción”, aducen, de las comisiones de las tarjetas en función a los porcentajes de ganancias que tienen por la venta de combustibles.

“Nuestras comisiones por las ventas en el combustible están estipuladas por las mismas petroleras, algunos índices son demasiado bajos, con lo cual lo que se paga por comisión a las tarjetas significa entre el 15 y el 20% de la utilidad que tiene el estacionero sobre el combustible. Es una barbaridad cuando se lo pone en esos términos”, esgrimió Pinto.

“Nosotros pagamos el combustible al contado y las tarjetas nos acreditan las ventas a los 28 días de realizada”, puntualizó el empresario que tiene su estación en Centenario. Tanto el nivel de las comisiones como las condiciones financieras de las operaciones dependen de Prisma exclusivamente, advirtió Pinto.

La modalidad de la medida se definirá en la última semana del año si es que hasta entonces las cámaras que integran la Confederación de Entidades de Comercializaciòn de Hidrocarburos y Afines (Cecha), no reciben una repuesta al reclamo, pero se anticipa que su implementación será “rotativa y escalonada durante los fines de semana”.

La medida no alcanzará a las 4.500 estaciones de servicio existentes en el país, sino a las denominadas independientes pymes que se estiman son unas 1.500, es decir aquellas que no pertenecen a las propias petroleras ni tampoco a las de mayor facturación que cuenta con una estructura financiera más holgada.

El presidente de Cecha, Carlos Gold, dijo que los propietarios de las estaciones de servicio pymes de distintas regiones del país están “muy preocupados por el avasallamiento que las entidades de tarjetas hacen sobre la economía del sector, llevándose con el 50 por ciento de la rentabilidad”.

En el caso de las tarjetas de débito, los plazos de acreditación son de 48 horas pero Gold consideró que ·”también en estos casos las emisoras de plásticos retienen una comisión del 1% neto de la operación, lo que resulta excesivo para una operación que se cobra on line y de acreditación inmediata”.

En todo el país hay unas 4.500 estaciones de servicio, de las cuales unas 3.000 son consideradas del segmento pyme y que resultan afectadas por lo que Gold califica como “un sistema de comercialización nefasto impuesto por las tarjetas de crédito”.

Pero dentro universo de bocas de expendio se encuentran aquellas estaciones propias de las petroleras que “ya anticiparon que no se harán eco de la protesta aunque respaldan el reclamo, por lo que la medida de no cobro con tarjetas apunta a las que son manejadas por empresarios independientes”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: