Anuncios

Cuidados y consideraciones después del parto de nuestra mascota

Una vez que nace el último cachorro, la perra se tranquiliza y por el lapso de una semana, en general, no quiere dejar a sus cachorros. Si la conducta no es esta y se la nota ansiosa, puede ser que haya algún problema. A veces, puede quedar una placenta retenida o algún cachorro en el canal del parto.

La lactación es muy importante para los cachorros y para la mamá. Es común creer que la madre no tiene la leche suficiente lo que lleva a muchas personas a alimentar los cachorros con mamadera: esto es peligroso si no está indicado por un veterinario-
La composición de la leche materna de la perra no es igual a la de la vaca. Por eso, si realmente la madre no tiene leche, el veterinario aconsejará una formula casera para reemplazarla.
La capacidad de succión así como el crecimiento y primeros cuidados deben tener un control veterinario.

En cuanto a la perra, el desgaste que sufre durante el parto debe ser compensado. Es muy riesgoso auto medicar administrando diferentes complementos de calcio y vitaminas. Los cachorros al mamar extraen el calcio de la leche y la perra para reponerlo lo extrae de la sangre. Los síntomas son convulsiones, temblores, alta temperatura. Debe ser atendida rápidamente por un profesional, ya que es peligroso para la vida.
Es recomendable que la preparación para el parto y post debe ser siempre asesorada siempre por un profesional.

Anuncios