Anuncios

Aborto: el debate que viene

Finalmente el gobierno decidió abordar en el Parlamento Nacional la cuestión de la legalización del aborto.

El lunes hubo una masiva concentración frente al Congreso, que presionó una vez más a la instalación del debate, organizada por numerosas organizaciones sociales y feministas, en el marco de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto.

El controvertido debate fue siempre transversal a los partidos políticos mayoritarios, ya que suele dividirse en su interior, las posturas individuales, atravesando posicionamientos éticos, filosóficos, religiosos o ideológicos.

Fue por ello que los diferentes gobiernos democráticos le escaparon al debate.

Sin duda además, la influencia de la Iglesia, en contra de toda legalización del aborto, favoreció que se evadiera la discusión.

Sin embargo los escenarios y las épocas modifican las posiciones, y hoy parece que los tiempos son oportunos para instalar la controvertida temática.

Así tomó nota el gobierno nacional, no sólo por las campañas en marcha, también ayudaron a impulsarlo las amplias repercusiones en las redes sociales y la instalación de las temáticas de género en la opinión pública de los últimos tiempos. El gobierno lo hizo también, a propósito de la especulación en hacer confrontar al interior de la oposición, al tiempo que la situación económica parece enturbiarse, las encuestas favorables al gobierno disminuyen y aparecen temáticas permanentes (como las offshore u otros escándalos) que obligan a la Casa Rosada a estar siempre  a la defensiva.

Justamente tomar la iniciativa y marcar la agenda de los debates es una oportunidad que se le hace necesaria. Además de ser una buena posibilidad de sumar algún rédito político.

También los enfrentamientos con la cúpula de la Iglesia, favorecen estas acciones, según los acontecimientos que se fueron sucediendo con las posiciones del Papa Francisco, a propósito de su gira por Latinoamérica.

Así parece que se pondrá fin a una legislación que data de 1921, donde se penaliza el aborto y que a pesar de algunas modificaciones parciales respecto de los casos especiales como las violaciones y otras, dejaron en pie lo sustancial de su prohibición.

Al día de hoy ocho jurisdicciones nacionales poseen protocolos de atención a los abortos no punibles, mientras que otras tantas obstaculizan los protocolos y el resto no han dictado protocolo alguno.

Todo ello a pesar que desde el 13 de marzo de 2012  la Corte Suprema de Justicia de la Nación, emitió un fallo donde establece el reconocimiento del derecho al aborto de toda mujer víctima de violación, además de los casos de personas con discapacidad mental.

La discusión parece empezar en el Congreso de la Nación, luego que Legisladoras de distintos bloques presentarán el 6 de marzo el proyecto elaborado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Es intención que el debate comience en el recinto el 8 de marzo, en coincidencia con el día Internacional de la Mujer y en ocasión del paro establecido para ese día.

Según Mario Sebastiani (Médico de la División Ginecología y Obstetricia del Hospital Italiano de Buenos Aires) en un reportaje reciente del diario Infobae, la ley: “es necesaria porque así vamos a resolver un problema que antes que nada está vinculado con la pobreza. Porque, ¿quiénes son estas mujeres, estas 60 mil internaciones que según el Ministerio de Salud tenemos por año por abortos mal practicados? ¡Son pobres! Son cifras de los hospitales públicos y ellas son pobres. ¿Por qué? Porque no pueden acceder hoy a tener un aborto con dos fármacos… Con dos fármacos hoy se puede tener un aborto que es seguro”.

Más allá del oportunismo, los prejuicios y las sensibles interpretaciones, este será un debate necesario, para la implementación de una ley justa que la sociedad se debe y merece.

Anuncios