Anuncios

Murió el último dictador Reynaldo Bignone

Buenos Aires – Fue el último presidente de facto que participó de la transición a la democracia. Recibió cinco condenas por delitos de lesa humanidad como robo de bebés, torturas y privaciones ilegales de la libertad. Tenía presión domiciliaria.

El dictador militar Reynaldo Benito Bignone, último presidente de facto de la Junta Militar previo al retorno a la democracia, falleció en el Hospital Militar a los 90 años. Se encontraba cumpliendo de manera domiciliaria condenas a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad.

Bignone fue el encargado de entregarle el mando al presidente Raúl Alfonsín en diciembre de 1983, después de que este ganase las elecciones realizadas dos meses antes, tras siete años de dictadura militar (1976-1983).

En 2017, la Justicia lo condenó a prisión perpetua, junto a Santiago Omar Riveros y a otros cinco acusados, por la causa que investigaba los delitos ocurridos entre 1976 y 1977 en el Colegio Militar de la Nación.

Además, recibido una de las mayores condenas por parte del Tribunal Oral Federal N° 1, en el marco del juicio oral por crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco del Plan Cóndor y Automotores Orletti. Fue también sentenciado junto al dictador Jorge Rafael Videla por la apropiación de hijos e hijas de desaparecidos.

Estuvo involucrado y fue en enjuiciado por el Plan Cóndor. En 2016, 14 ex jefes militares y de inteligencia argentinos y uno uruguayo fueron condenados a penas de entre 25 y 8 años de prisión por más de un centenar de privaciones ilegítimas de la libertad y cometidos en el marco de ese Plan.

Como último presidente de la dictadura se encargó de borrar la evidencia sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas por las fuerzas militares. Sacó el decreto confidencial 2726/83 ordenando la destrucción de toda la documentación sobre los detenidos y desaparecidos. Fue enjuiciado por ésto, y posteriormente indultado por el Presidente Menem.

Info: Minuto Uno

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: