Anuncios

Recomendaciones para ayudar a un vecino a simular su presencia durante vacaciones

Uno de los métodos de disuasión más efectivos contra robos en casa es simular la presencia en el hogar. Igualmente, una buena relación con nuestros vecinos es clave para la seguridad y no solo para la convivencia. Por eso, en caso de que el vecino salga de viaje o vacaciones, podemos ayudarle a simular que no se ha ido de su hogar.

1. Recoger el correo
Esta es la forma más simple de que parezca que se está en casa cuando nos vamos unos días. Al recoger tu correo, abre también el del vecino, vacialo y guardá las cartas en casa para cuando vuelva.
Apenas cuesta unos segundos y resulta muy eficaz.

2. Encender la televisión y las luces
También podemos quedar con el vecino en ir a ciertas horas a su casa y encender un rato la televisión o iluminar algún ambiente. Del mismo modo, también podemos poner música y pasear un rato por las habitaciones, haciendo ruido.

3. Mostrar signos de presencia en balcones y ventanas
Las galerías, terrazas, ventanas y balcones que dan al exterior suelen ser observados desde la calle para averiguar si nuestro vecino se encuentra en casa o no. Por eso debemos tenerlos muy en cuenta y mostrar signos de actividad en ellos.
Subí y baja las persianas, dejándolas en una posición distinta cada vez. Tendé ropa a la vista y recogela otro día que vovlés. Igualmente, abrí y cerrá las ventanas y mové las cortinas, colocándolas también de distintas maneras para simular la presencia en casa de modo más convincente.

4. Mantené vivas las plantas
Cuidá las plantas exteriores que puede tener el vecino, pues los vegetales marchitos pueden ser interpretados como un signo claro de ausencia. Del mismo modo, movelas un poco o cambialas de sitio para que, si hay alguien observando, crea que la casa no está vacía.

5. Intentá no ir siempre a la misma hora
Lo ideal es hacer todo esto en diferentes momentos del día, de modo que no se detecte que es algo que solo ocurre a ciertas horas y que la casa está deshabitada durante largos ratos.

6. Observá posibles marcas en el buzón, el timbre o la puerta del vecino
Fijate siempre en que cerca de la puerta, en la frente, en el timbre de abajo o en el buzón no haya marcas extrañas o símbolos que impliquen que los ladrones han marcado la casa como desierta.

7. Tené acceso a su domótica si va a un lugar con poca conexión a Internet
Invertir en domótica y seguridad es siempre una adquisición inteligente, pero sin una buena conexión a Internet no resultará eficaz. Si tu vecino realiza un viaje en el que no podrá tener acceso a la red, puede darte permiso para que te conectes y simules presencia en su casa sin moverte de la tuya.

Estas recomendaciones soy suministradas por 3 de fierro. Para más información se puede consultar su web o su facebook.

Anuncios