Anuncios

La muerte desde otro punto de vista. Crítica de Adiós Querido Pep

Adiós querido Pep (Argentina/2016) / Dirección y guión: Karina Zarfino / Fotografía: Salvatore Luccerto / Montaje: Mariana Lifschitz / Música: Carlos Libedinsky / Elenco: Florencia Raggi, Claudia Cantero, Marian Bermejo, Facundo Arana, Juan Palomino / Distribuidora: Aura Films / Duración: 90 minutos / Calificación: apta para mayores de 13 años.

En oportunidad de hacer la crítica de “No te olvides de mi” de la directora Fernanda Ramondo, hice referencia a que las mujeres copan el cine argentino y no me equivoqué, porque ayer se exhibió en el CCC, con mucho público, una muy buena película, Adiós querido Pep, opera prima de la realizadora Karina Zarfino, presente al final de la proyección siendo muy aplaudida. También dije en ocasión de la crítica de Alanís de Anahi Berneri que en el nuevo cine argentino todo es un bajón. Y en este caso con Adiós querido Pep, una historia que en primera instancia podría rozar el melodrama, nos encontramos con una comedia dramática de gran nivel, sin grandes despliegues escenográficos ni alardes técnicos, con diálogos inteligentes donde la palabra muerte está siempre presente de manera natural. Interpretada por tres actrices (Florencia Raggi, Claudia Cantero, y la española Marian Bermejo) que hacen honor a su profesión y secundadas por Facundo Arana y Juan Palomino, la historia gira alrededor de tres amigas que se conocieron en Barcelona en su juventud, hace 15 años y se reencuentran en Buenos Aires en el velatorio del marido de una de ellas.  El ritual de despedida del difunto no es el tradicional al que estamos acostumbrados, pero conociendo el pensamiento esotérico de la guionista y directora Karina Zarfino, tenemos claro en qué dirección se dirige la historia. La fotografía del multifacético Salvatore Luccerto no se destaca, que por momentos está dominada por un velo que le quita contraste. Además hay una secuencia que inexplicablemente la cámara se mueve en forma bastante desprolija sin justificación alguna. Destacable en cambio es la música Carlos Libedinsky, excelente bandoneonista, dando buen apoyo dramático a la película. Karina no eligió al azar este instrumento porque como buena guionista, concibió desde un principio la música para la historia. Carlos Libedinsky, fundador del grupo Narcotango y conocido por su fusión entre bandoneón y música electrónica dio origen a esta tendencia que se llamó Tango Electrónico. A mi criterio hay dos escenas que son memorables por su credibilidad en la actuación; la de las tres amigas en la cocina y el final, un broche de oro que resume toda la película.  Adiós querido Pep es de una factura tan cálida e intimista que solo puede ser atribuible a la sensibilidad de una mujer.

Anuncios