Anuncios

Un cura neuquino llamó a “comer lo que quieras” en Semana Santa, ¿por qué no se puede comer carne?

Neuquén – Causó revuelo no solo en las redes sociales, sino en la televisión pública, las palabras de Un sacerdote neuquino que llamó a comer lo que se quiera o se pueda en Semana Santa, contradiciendo la tradición católica que obliga a no consumir carne.

“Soy sacerdote católico. EN SEMANA SANTA COMÉ LO QUE QUIERAS O LO QUE PUEDAS. La vida cristiana no pasa x el estómago sino x el corazón. Y si querés hacer sacrificio, ABSTENETE DE SER INDIFERENTE SIN COMPROMETERSE CON LOS QUE SUFREN”, publicó Rubén Capitanio, titular de la Parroquia Señora de Luján de Centenario, en su cuenta de Facebook.

En una comunicación telefónica por América, este viernes Santo, explicó que lo importante no es ser cristiano solo en Pascua al no comer carne, sino que hay que escudriñar en el corazón y ser cristiano siempre con los que más sufren, comprometiéndose.

Capitanio ya había generado revuelo con sus declaraciones durante una entrevista en 2017, en la que apuntó contra la Iglesia por su papel durante la dictadura. “Fue cómplice del terrorismo de Estado”, aseguró en su momento.

El cura participó en 2007 en el juicio al ex capellán de policía Christian Von Wernich. “La Iglesia no mató, pero no salvó. Fue una madre que no buscó a sus hijos”, sostuvo en aquella oportunidad.

¿POR QUE NO SE PUEDE COMER CARNE EN VIERNES SANTO?
Es Viernes Santo el día en que se agudiza esta tradición, aunque sin embargo hay muchos que no saben a qué se debe o si esta costumbre realmente tiene un origen en especial.

Lo cierto es que la Biblia en ningún momento habla de una prohibición de comer carne, pero la misma fue adoptada para conmemorar los 40 días de ayuno que pasó Jesús en el desierto antes de su muerte y resurrección.

Es por eso que los católicos adoptan la costumbre de no comer carne como una manera de hacer un sacrificio para homenajear a la Pasión, Muerte y Resurrección del hijo de Dios en la Tierra.

De hecho, la carne fue tomada como un alimento del que todos disfrutan y por eso se estableció su prohibición. Sin embargo, el “sacrificio” que deben hacer los cristianos puede abarcar cualquier comida que a uno realmente le guste comer.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: