Anuncios

Faltan dos días para la 4ta Maratón “Hablemos de Autismo”

San Martín de los Andes – El próximo lunes 2 de abril – día internacional de concientización sobre el autismo – se realiza en nuestra localidad la 4ta Maratón “Hablemos de Autismo”. El principal objetivo planteado desde la Asociación Civil Te Acompañamos es la visibilización y la concientización sobre el autismo en nuestra localidad. Los primeros ochocientos inscriptos recibirán una remera azul de regalo, color que representa la concientización sobre el autismo en todo el mundo. El hecho de que haya en nuestra ciudad, aunque sea por un día, más de mil personas vestidas de azul hablando de autismo resulta muy movilizante para cada una de las familias de niños y niñas que viven esta condición. Es muy importante para las familias sentirse acompañadas y sobre todo, sentir que no están solas y que una sociedad realmente inclusiva es posible. Las inscripciones y acreditaciones se realizan en el local Austria (Mariano Moreno y San Martín) en horario comercial. El valor es de $150 más un alimento no perecedero que debe llevarse el mismo día de la Maratón a la Plaza San Martín. Esa inscripción incluye un bono contribución con el que se participará de un sorteo por muchos premios. Todo lo recaudado por la Asociación Civil Te Acompañamos será destinado a continuar construyendo espacios de formación sobre el autismo para diversos grupos de ciudadanos: docentes, médicos, familias, etc. Como ya es sabido, Te Acompañamos suele traer a nuestra localidad a reconocidos especialistas de distintas ciudades para brindar lo que a su criterio es la mejor formación posible en relación a distintos aspectos vinculados al autismo. A continuación, una reflexión de Cynthia Tobares, mamá de Lucas (entre tantas otras características que se podrían usar para presentarla) y miembro de la Asociación Civil “Lazos Azules” de la ciudad de Neuquén Capital.

“¿Cómo es eso que el 2 de abril celebrás el autismo?” Me preguntaron con asombro.
En realidad, al autismo no lo celebro ni lo reniego.
Al autismo lo veo y lo muestro, pero con alegría porque es parte de quien es mi hijo y por eso lo acepto, lo hago parte de mi vida, porque Luca es mi vida!
Tampoco me duele ni me es difícil su condición, porque un día descubrí que lo que duele son los obstáculos que a diario nuestro hijo tiene que enfrentar para hacer cosas simples como jugar en una plaza, ir a una escuela o simplemente hacer las compras.
Porque también me di cuenta de que lo que me enoja no es el autismo, sino las miradas que juzgan, las personas que ponen trabas y que a veces, demasiadas veces, vienen de los abuelos, los tíos, los amigos o una seño.
El autismo no es dificil, lo dificil es aceptar que no todos somos iguales, dificil es aprender a respetar las necesidades y deseos del otro, que en ocasiones nada tienen que ver con los nuestros.
El autismo, en realidad, es un desafío que nos asusta cuando no lo conocemos, porque nos propone nuevas formas de comunicarnos, de sentir la vida. Nos desafía a mirarnos y a ser honestos con nosotros mismos y con quienes nos rodean, y la pucha… ¡eso sí da miedo!
Pero una vez que lo comprendés, el autismo se acepta y se acepta sin condiciones porque descubrís que es parte de quien es tu hijo o mi hijo.
No celebro el autismo, tampoco lo reniego.
Lo acepto, lo vivo con alegría a pesar de las subidas y bajas que presenta, como todo en la vida. Porque un día aprendí a disfrutarlo, porque hace que mi hijo sea quien es. Es parte de su identidad.
Luca no sería Luca sin sus rulos, sin su música, sin su alegría, sin sus ocurrencias, sin sus caprichos, sin su autismo…
Por eso, el dos de abril hablo de autismo y celebro la diversidad, celebro a Luca y a su particular modo de mostrarnos el mundo en que vivimos!

Anuncios