Anuncios

Vélez y Estudiantes empataron en un entretenido partido

Buenos Aires – En un partidazo, Vélez y Estudiantes empataron 3 a 3 en Liniers. Ambos hicieron un gran sacrificio en el despliegue físico; sobre todo el local, que jugó más de un tiempo con un jugador menos por la expulsión de Abram, y aun así había logrado revertir una desventaja de dos goles.

Los dos se fueron con un sabor amargo; el Pincha porque se imponía por 2-0 y no pudo ganar; el otro porque, tras un gran esfuerzo y pasar a estar arriba 3-2, se le escurrió el triunfo de las manos. Vélez hace 4 partidos que no puede ganar y Estudiantes volvió a marcar goles (apenas había hecho 3 en los últimos 6 partidos), pero ninguno se fue del todo satisfecho.

Ya en el primer tiempo, Estudiantes fue muy ordenado y práctico para defender y atacar. En la primera llegada Pavone rompió el achique de la defensa de Vélez y, tras gambetear a Rigamonti, definió con el arco libre. Si bien la posesión del balón fue del local, los de Bernardi tenían más claro el plan. Y consiguieron el 2-0 de un tiro libre de Otero. Fue el fatídico minuto 37 para El Fortín, porque en esa jugada previa se fue expulsado Abram, el segundo central, por falta de último recurso sobre el propio Otero.

El déficit ofensivo del equipo de Heinze se observó porque en los últimos 30 metros le costó generar situaciones de gol porque nunca logró avanzar en superioridad numérica. Y así abusó de intentos individuales (y forzados) desde los pies de Zárate, sobre todo.

El descuento llegó con una polémica, porque Salinas convirtió con la mano un tiro libre lateral ejecutado por Zárate desde la derecha. Eso le dio algo de ilusión en el final del primer tiempo.

Para el segundo tiempo, Heinze metió tres cambios: Mainero por Bouzat y Grillo por De la Fuente, pasando a jugar con una línea de 3 con Caseres, Cubero y Grillo. Además, ubicó a Gastón Díaz por Ortega. Pero Zárate seguía muy retrasado e incómodo para generar. Hasta que el crack de Vélez encontró el empate con un golazo desde afuera del área en una segunda jugada de córner.

Pero el ímpetu de Vélez, aún con 10, fue por más. Y encontró el 3-2 con un anticipo ofensivo de Nico Domínguez, un centro de Mainero y un golazo de Vargas entrando por el segundo palo.

Sin embargo Estudiantes se quedó con el último grito. Facundo Sánchez, de cabeza, puso el 3-3 definitivo tras un tiro libre de Dubarbier.

Info: La Nación

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: