Anuncios

La historia de “Sol” y la de una comunidad constantemente movilizada por las mascotas

En nuestra ciudad como en muchas otras existe desde hace tiempo y cada vez es más grande una comunidad que se moviliza, ahora por las redes sociales, para encontrar hogar a muchos animales que fueron abandonados o nacieron en la calle. Algunos participan con mayor dedicación que otros pero sin duda todos lo hacen con el mismo compromiso. La historia de Sol es, quizás, solo un caso más que pone de manifiesto como todos estos vecinos se activan y actúan cuando aparece la necesidad.

El 30 de marzo pasado comenzó a difundirse un post de facebook con la fotografía de una perra joven, marrón y negra, muy flaca, que estaba en las cercanías del Hotel Sol. Como es habitual, enseguida se compartió y etiquetó a un montón de usuarios, y se ofrecieron para darle un lugar de tránsito.

Sin embargo, quien iba ser bautizada como “Sol” no estaba desnutrida solo por vivir en la calle. Después de ir a buscarla al lugar, la llevaron para que la revise un veterinario y quedó internada en condición crítica por necrosis en su lengua y extrema deshidratacion.

Necesitó una intervención urgente para extraerle la lengua y después de la operación, el pronóstico fue reservado. Mientras Sol luchaba para vivir, las personas de la comunidad se movilizaron para organizar una colecta que permitiera cubrir los gastos del tratamiento y de la intervención.

Durante la operación le extirparon casi toda la lengua que estaba siendo extrangulada por un hilo, lo que le había causado la necrosis. Por su condición tuvo que empezar desde cero a comer y berber, pero como escribieron en el post tenía “muchas ganas de salir adelante”. Por su gran energía y por lugar donde se encontró decidieron llamarla Sol.

El 2 de abril, a Sol le dieron el alta en la veterinaria y ya se las arreglaba para comer y beber.
Además de los aportes de la guardería, la comunidad consiguió reunir la suma de $7.500 con la que se pudieron cubrir los gastos de la veterinaria, los medicamentos y la alimentación especial.

Hoy Sol está en su hogar de tránsito, recuperándose con mucho cuidado y contención.

Quienes deseen saber los nombres de los participaron en esta acción, puede entrar en Mascotas San Martín de los Andes y SOS Peludos y conocer en detalle esta y otras historias. Pero valorando la acción de toda una comunidad siempre presente, decidimos poner sólo el nombre Sol.

Anuncios