Anuncios

Un documental al ritmo de cumbia: Crítica de Pepo, La Última Oportunidad

TITULO ORIGINAL: Pepo: la última oportunidad. DIRECTOR: Juan Irigoyen y Cristian Jure. FOTOGRAFIA: Juan Irigoyen. GUION: Cristian Jure. MÚSICA: Rubén Darío “Pepo” Castiñeira. GENERO: Documental .ORIGEN: Argentina. DURACION: 81 Minutos CALIFICACION: Apta mayores de 13 años

Confieso que antes de ver este documental sobre este “artista” de la denominada cumbia villera tenía ciertos reparos por tratarse de una persona viva, Rubén Darío Castiñeria, más conocido como Pepo, endiosado por miles de admiradores. Por lo general uno ve documentales sobre figuras fallecidas o hechos históricos como el de la semana anterior “La muralla criolla” donde habitualmente hay un relator en off, protagonistas que relatan hechos en cámara o historiadores que explican lo sucedido, pero rara vez asistimos a un documental donde el protagonista lleva la voz cantante. Los documentalistas alemanes hace muchos años comenzaron a dramatizar los documentales incorporando al relato actores que jugaban el papel del protagonista ausente. Este estilo se difundió y hoy en cualquier canal de televisión se ven documentales donde aparece desde Marco Antonio y Cleopatra hasta Johann Georg Elser que intentó asesinar a Adolf Hitler en la cervecería de Múnich. “Pepo, la última oportunidad” es un excelente ejemplo de cómo encarar este tipo de documental. Absolutamente objetivo, los directores no toman partido sobre el personaje, lo muestran tal cual es dejando que el público forme su propia opinión. Quizás haya un exceso de situaciones y reiterativo con ciertos personajes, pero con una muy buena fotografía y cámaras atentas al más mínimo detalle que le han permitido al montajista o si prefieren, editor, lograr un ritmo ágil manteniendo en todo momento el interés sobre la historia. Un hallazgo es la secuencia de la discusión con la primera esposa de Pepo como parte de su pasado, manteniendo ese carácter de verismo documental que se integra perfectamente al resto de la narración. Esta secuencia va rematada con dos tomas a modo de un makig of (detrás de la cámara) para remarcar que esa secuencia fue filmada para dar pie a su pasado. Una mención aparte merece el trabajo de producción para la búsqueda de lugares, coordinación y logística rara vez destinada a un documental. Del personaje Pepo no me interesa hacer ningún comentario por eso dejo para el final una letra fina y elegante escrita por él: “Ella mueve las cachas con la cumbia peposa baila toda la noche y le transpira la babosa”

Anuncios