Anuncios

El gobierno municipal denunció la medida de fuerza de los recolectores ante la Subsecretaría de Trabajo

San Martín de los Andes – El coordinador de gabinete informó en la mañana de ayer, que luego de reunirse con los recolectores de los compactadores y explicarles que no se va a derogar el decreto que restringe las horas extras, el ejecutivo realizó una denuncia ante la Subsecretaría de Trabajo porque la medida de fuerza se lleva a cabo en el marco de la Conciliación Obligatoria.

Con relación al reclamo por la regulación de las horas extras, Germán Lo Pinto explicó que no están limitadas y que la ordenanza considera justamente la planificación de la recolección de residuos. En este punto, los trabajadores municipales plantean que ante la ausencia un recolector no se puede aplicar una suplencia porque el proceso administrativo considerado por la ordenanza exige una revisión que atenta contra la urgencia. Sobre esto, Germán Lo Pinto explicó que se va a trabajar para instrumentar un mecanismo alternativo, pero de ninguna manera se va a derogar la ordenanza.

Según Lo Pinto la ordenanza apunta a reducir las horas extras que no son necesarias, y se originó en el marco de la negociación salarial, cuando los trabajadores se quejaron por el desmanejo de este recurso. Antes de la ordenanza reguladora “se terminaban pagando horas que efectivamente no se cumplían” explicó Lo Pinto. En este sentido detalló que en enero se generaron $1.300.000 en horas extras, en febrero $1.900.000 y en marzo $2.070.000.

Anuncios