Anuncios

Capacitación del área de Planificación Estratégica del ministerio de Ciudadanía sobre diseño de Políticas Públicas

San Martín de los Andes – El jueves pasado, el área de Planificación Estratégica del ministerio de Ciudadanía se llevó adelante una capacitación en facilitación de espacios de participación para funcionarios de las áreas de Desarrollo Social, Empleo, Producción y Turismo de San Martín de los Andes y Picún Leufú. Se busca propiciar espacios de participación ciudadana que tengan incidencia en el diseño de políticas públicas.

El encuentro se desarrolló para compartir ciertas dinámicas de trabajo con grupos y la socialización de conceptos de participación e innovación. El laboratorio de innovación pública depende del área de Planificación Estratégica del ministerio de Ciudadanía.

En lo que hace a la participación ciudadana, “facilitar” es conducir a un grupo a partir de metodologías específicas que motiven a todos sus miembros a involucrarse activamente en una construcción colectiva. El ministerio de Ciudadanía ya cuenta con una primera experiencia significativa sobre el trabajo de equipos de facilitadores, quienes han participado de manera colaborativa en diversas actividades articuladas con otras áreas de gobierno, proyectadas desde el área de Planificac
El rol de los facilitadoresión Estratégica.

Los facilitadores son dinamizadores que cuentan con las herramientas metodológicas necesarias en materia de participación, para promover la creación colectiva, posibilitando el acercamiento lúdico de los ciudadanos a los grandes desafíos comunitarios.

Su misión es desarrollar una metodología justa, abierta e inclusiva para alcanzar decisiones de calidad que contemplen todas las miradas, permitiendo que los grupos trabajen de forma fraterna y efectiva, armonizando intereses y perspectivas.

Asimismo, se aseguran que los participantes del espacio tengan la información necesaria, opinen, dialoguen, debatan, consensúen y decidan. Un facilitador debe motivar a los integrantes del grupo de tal forma que se sientan parte del debate y se involucren activamente; expresarse lo justo y necesario bajo una total neutralidad respecto del tema abordado; recoger todas las opiniones por igual, reformulándolas en un lenguaje simple y claro; buscar denominadores comunes para fomentar los consensos; transformar las críticas o emociones negativas en propuestas y acciones; y ser lo suficientemente flexible y dinámico para encontrar adaptaciones o modificaciones procedimentales y metodológicas sobre la marcha.

Anuncios