Anuncios

Una película Naif – Críticade “Los Hermanos Karaoke”

Por Miguel Krebs

Título original: Lo hermanos Karaoke. País: Argentina. Año: 2017. Dirección, Guión: Cine Humus (Bernardo Francese – Agustín Gregori – Ignacio Laxalde) Intérpretes: Maru Zapata, Agustín Gregori, Bernardo Francese. Dirección de Fotografía: Pablo Díaz. Edición: Cine Humus. Música Original: Pablo Viltes / Bernardo Francese. Dirección de Arte y vestuario: Julieta Anaut.

Así como los franceses catalogaron como ingenuo (naif) a ciertos artistas de la pintura a finales del siglo XIX, a la película “Los hermanos Karaoke” se la puede etiquetar como una película naif. Y esta expresión no tiene connotación peyorativa, al contrario, es tan ingenua por donde se la analice que ni siquiera hace falta pensarla. Es una bocanada de aire fresco dentro del cine nacional que por momentos se torna muy denso.

En “Los hermanos Karaoke” todo es simple, la trama, la música, la producción (filmada en 10 días) y con exteriores de Junín de los Andes. Cine Humus se caracteriza, por ser un cine “artesanal”, como bien lo dice Bernardo Francese, uno de los directores, guionista, músico y en este caso, actor en la película. Humus es un colectivo donde todos hacen de todo. (Solo hay que leer la ficha técnica para darse cuenta que es así).

 

 

Otro de los directores, Ignacio Laxalde, explica que tras varios cortometrajes tenían ganas de hacer un largometraje (por que el anterior fue “Básicamente un pozo” del año 2009), de manera que recurrieron a una carpeta de ideas descartadas, tomaron 2, las fundieron y surgió “Los hermanos Karaoke” que cuenta la historia de Mía y Simón, un dúo de cantantes de covers (nueva interpretación de una canción grabada previamente por otro artista) que viajan hasta un pequeño pueblo de la Patagonia para cantar en la “Cena Show” de la noche de Navidad. Buscando un lugar donde acampar (porque no tienen un mango para pagar un hotel) se pierden en el bosque y conocen a Alan, un misterioso Empresario – Chamánico que los guiará por un intrincado camino donde se entrecruzan la sabiduría ancestral, el marxismo ecologista, y el marketing empresarial. En resumen, una historia absurda con un humor muy particular y un final kitsch.

Anuncios