Anuncios

Crítica de “Luis y los amigos del espacio”: dibujos animados también para mayores

Por Miguel Krebs

Título original: Luis & the Aliens. Año: 2018. Idioma original; Ingles. País: Alemania. Dirección: Christoph Lauenstein, Wolfgang Lauenstein. Guion: Wolfgang Lauenstein, Christoph Lauenstein. Música: Martin Lignau, Ingmar Süberkrüb. Fotografía: Animation. Reparto: Animation. Productora: A.Pictures Film, / Fabrique d’Images / Ulysses Filmproduktion. Género: Animación. Comedia | Extraterrestres. Originalmente 3-D; se proyectó en el CCC en 2. Duración: 80 minutos

Sinopsis: Luis, un niño de 12 años, hace amistad con tres alienígenas que estrellan un plato volador cerca de su casa. Luis vive con su padre, un ufólogo obsesionado con los extraterrestres, razón por la cual descuida la relación con su hijo. Los tres alienígenas lo ayudan para evitar que ingrese a un internado para niños carentes de amor filial.

Un sistema monopólico de la industria cinematográfica de los EEUU impide que el público conozca producciones de otros países. Por eso no sabemos nada del cine palestino, iraní o indio. Hace 40 años, el público argentino estaba familiarizado con el cine europeo, ruso o japonés. Fue una época que se hablaba del japonés Akira Kurosawa, (Rapsodia en agosto); el director alemán Volker Schlöndorff (El tambor de hojalata); el francés François Truffaut ( los 400 golpes); el ruso Grigori Chukhrai (Balada de un soldado) o el sueco Ingmar Bergman (Gritos y susurros). Esta introducción viene a cuenta porque en el CCC se prolongó por una semana más el dibujo animado de origen alemán (un cine totalmente desconocido para nosotros) Luis y los amigos del espacio.

La técnica del dibujo animado, otra particularidad del cine, en sus principios no fue desarrollado para el público infantil, al contrario, el pionero en estas lides fue el polaco – americano Max Fleischer creador de la sensual Betty Boop (hay versiones que el creador fue el animador Grim Natwick) y Koko el payaso. Walt Disney fue el primero de adaptar cuentos para niños y llevarlos a la pantalla para convertir la técnica del dibujo animado en un género exclusivamente para el público infantil.

En 2006 la compañía Disney adquirió los estudios Pixar que eran parte de Lucasfilm (Indiana Jones; La guerra de las galaxias) bajo el nombre de The Graphics Group. En 1995 Pixar produjo el primer largometraje animado por computadora en la historia del cine, Toy Story. Cinco años antes los gemelos alemanes Christoph y Wolfgang Lauenstein ganaban un Oscar con “Balance” en la categoría cortometraje de animación (se los recomiendo).

Cortometraje “Balance”

Luego continuaron haciendo animación publicitaria y en el ínterin concentraron los esfuerzos para realizar sus propias películas animadas como escritores y directores. Uno de esos proyectos fue “Luis & the Aliens” para el cual buscaron como productores a Ulysses Filmproduktion, una empresa alemana que solo realiza películas para niños; Fabrique d’Images (Luxemburgo), empresa de animación, A.Film Production, un estudio de animación danés actualmente con sede en Copenhague y la Film Fund Luxembourg ente oficial luxemburgués que ayuda financieramente a la propia industria cinematográfica y también para coproducciones como en este caso.

El resultado de esta sinergia fue una película muy divertida y entretenida para los niños y sobre todo para los mayores. Cabe destacar que la técnica empleada a diferencia de la de Pixar es más realista y menos caricaturesca (no en los personajes que sí lo son). Además llama la atención de la inclusión de gente de Oriente medio (por su color de piel) entre los personajes principales y secundarios cosa que en los dibujos animados estadounidenses no se ve. “Luis y los amigos del espacio” es altamente recomendable para chicos y en particular para los padres que deben leer entre líneas el mensaje de esta historia.

Anuncios