Anuncios

La Corte Neuquina falló contra el municipio y ratificó el cierre del relleno sanitario

San Martín de los Andes – La Defensoría del Pueblo y del Ambiente informó que el Tribunal Superior de Justicia del Neuquén declaró inadmisible el Recurso de Nulidad Extraordinario deducido por la demandada Municipalidad  y con ello dejó en firme el fallo de primera instancia por el recurso de amparo ambiental presentado por la Defensoría del Pueblo y del Ambiente en favor de los vecinos próximos al actual relleno sanitario.

El fallo ordena al municipio de San Martín de los Andes no abrir la Sexta Celda en el Relleno Sanitario, con lo cual debe preverse otro sitio de disposición final de los residuos orgánicos (no involucra los residuos inertes), y la remediación del vertedero.

Cabe recordar que la sentencia judicial de primera instancia del juez Andrés Luchino, titular del Juzgado Civil, Comercial, Laboral y de Minería N°2 de la IV Circunscripción Judicial, fue ratificada primero por el tribunal de alzada y ahora por el máximo tribunal neuquino.

En efecto, compartiendo los argumentos que ya había expuesto el tribunal de apelaciones, el TSJ ha dicho ahora con la firma de Evaldo Moya, Alfredo Elosu Larumbe y María Jordán: “(…) acreditada la existencia del daño ambiental como presupuesto de las acciones a cuyo cumplimiento ha sido condenada la Municipalidad, los restantes planteos (errónea aplicación del principio precautorio y principio preventivo y cuestión política-no justiciable) que contienen la presentación (del municipio) que se atiende, además de no haber sido formulados en la instancia anterior al contestar la demanda y, por tanto, sometidos a la decisión del a-quo –lo que de por sí habilitaría su rechazo a la luz del artículo 277 del Código Procesal Civil- no constituyen una crítica razonada y concreta que conmueva los sólidos fundamentos de la sentencia que se ataca”.

Añade la sentencia conocida ayer: “A la luz de los fundamentos brevemente transcriptos aquí, se advierte que la pieza impugnativa bajo análisis (se refiere a la presentación del municipio contra el fallo de primera instancia) no logra demostrar prima facie , alguno de los presupuestos que autoricen a este Cuerpo admitir la vía por el carril impugnaticio escogido”.

Subraya que “…el recurso de Nulidad Extraordinario no apunta a la revisión de las decisiones que padecen de cualquier error, ni sirve para canalizar las meras discrepancias entre el criterio del apelante y del tribunal del cual recurre, como tampoco para crear una tercera instancia. Como consecuencia de las falencias apuntadas, corresponde declarar inadmisible el remedio incoado, con costas a cargo de la recurrente perdidosa (Art. 12°, Ley Casatoria)”.

El fallo de primera instancia
La decisión actual es consecuencia de la presentación iniciada en abril de 2017 por la Defensoría del Pueblo y del Ambiente, atento a los efectos ambientales y la afectación en la calidad de vida de los vecinos.

Precisamente, la actuación de la Defensoría se inició por la presentación de los vecinos ante ésta, alarmados por los efectos del vertedero en sus vidas cotidianas: olores, presencia de alimañas, quemas, proliferación de insectos…
En fallo del 28 de julio de 2017 ordenó a la Municipalidad que se abstuviera de abrir una nueva celda de disposición final de residuos sólidos urbanos en el Relleno Sanitario de Chacra 32, y dio un plazo máximo de 180 días para que informasee la ubicación y condiciones de funcionamiento de un nuevo centro de disposición final.

En su parte ejecutiva, aquella sentencia ya inamovible dice: “Haciendo lugar a la acción de amparo promovida por la Defensoría del Pueblo y del Ambiente de San Martín de los Andes, y en consecuencia ordenar a la Municipalidad de San Martín de los Andes que se abstenga de abrir una nueva “Celda” como depósito de basura en el predio que actualmente ocupa el relleno sanitario en Chacra 32, lo que implica su cierre definitivo ante el agotamiento de la (actual) Celda V, debiendo en el interín –hasta su cierre- adoptar las medidas que resulten necesarias para mitigar el daño ambiental que su funcionamiento provoca, en el marco de un plan de manejo sustentable y sostenible que garantice la seguridad del método de disposición final de los residuos sólidos urbanos, la preservación de los recursos naturales, y la tutela de la salud y calidad de vida de los vecinos de San Martín de los Andes”.

Lo que había pedido la defensoría

El recurso judicial de la Defensoría del Pueblo y del Ambiente de San Martín de los Andes de abril pasado se basó en tres puntos e incluyó un anexo de 140 páginas.

En el primer punto, se solicitaba al Juez que se cese cualquier lesión o daño tanto en lo ambiental, como a la salud de los vecinos, a través de actos administrativos, judiciales o de otro tipo, llevando adelante controles exhaustivos en la actividad que se lleva adelante en el relleno sanitario de la Celda V, extremando los procedimientos que minimicen los efectos perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

Luego, el punto 2 de la Acción de Amparo exigía al municipio que en un plazo no mayor a 180 días (conforme la expectativa de vida útil de la actual Celda V), defina en qué lugar se emplazaría el nuevo Centro de Disposición Final y se comience con su operación.

El tercer y último punto de la demanda pedía al Juez que hiciera lugar a la medida cautelar, para que se prohíba o suspenda la realización de cualquier actividad que implique agravamiento y/o continuidad de la situación actual, por parte de la demandada, tal cual lo constituiría cualquier avance administrativo a los efectos de viabilizar la construcción de la Celda VI prevista para ser emplazada contigua a la actual.

Todos los puntos fueron finalmente concedidos por la Justicia, en defensa del ambiente y de la calidad de vida de los vecinos.

Fuente: Defensoría del Pueblo y del Ambiente

Anuncios