Anuncios

Última tecnología en calefacción: las estufas a pellets y los insumos ya se pueden adquirir en San Martín de los Andes

Las estufas a pellets van ganando espacio en nuestro país por su alto rendimiento y la tecnología que usan para autogestionarse. Las características de este sistema de calefacción europeo de última tecnología se instalan en el mercado local como la opción más moderna, práctica, eficiente y económica.

Los pellets de madera son cilindros compuestos por aserrín y virutas prensadas que provienen de residuos industriales y agrícolas; se comercializan en bolsas de 13kg que, en San Martín de los Andes se pueden adquirir en RGM Instalaciones, en Av. Koessler1992.

Son amigables con el medioambiente y es un combustible normalizado, es decir, es un combustible homogéneo que cumple normativas específicas (particularmente las europeas). Esto deriva luego en que durante la combustión se producen muy bajos contenidos de cenizas y de emisiones de gas.

Las estufas a pellets, de cuidado diseño europeo, se pueden colocar en cualquier tipo de hogar; sólo se necesita una pequeña salida para los gases de combustión (que se canalizan con tubos de 8 centímetros de diámetro) y un tomacorriente para conectarla.

“Este sistema de calefacción a pellets alcanza un aprovechamiento de más de un 90%”

Uno de los aspectos por los que se destaca este sistema de calefacción es su eficiencia, alcanzando valores superiores a 90%. Si bien en términos de inversión son equipos más caros que las estufas a leña, el costo operativo (el monto que se gasta en calefaccionar) se encuentra entre los más bajos.

También se distinguen desde el punto de vista de la practicidad. Un equipo con su depósito lleno de pellets puede tener una autonomía de un día completo funcionando, algo inconcebible para un calefactor alimentado con otro tipo de biomasas (como leña o carbón).

Las estufas a pellets permiten programarse para fijar un horario de encendido y apagado. Se encienden solas (sin necesidad de “empezar el fuego”) y se puede fijar la temperatura deseada del ambiente a calefaccionar mientras la estufa se autorregula para alcanzarla y mantenerla.

Además es posible encender y apagar el calefactor de forma remota. Con un adaptador wifi se conecta el microprocesador del calefactor a Internet y se lo puede gestionar con una aplicación desde un celular. Es posible ver remotamente la temperatura de casa y aumentar o bajar la potencia según sea necesario.

Se trata de una opción inteligente por donde se la mire. Las distintas variedades de estufas, los insumos y accesorios están disponibles en RGM instalaciones, además de todo el asesoramiento para su elección.

Anuncios