Anuncios

Los billetes falsos abundan en la ciudad, ¿cómo detectarlos?

Si bien los billetes falsos ya estaban instalados en nuestra localidad, tras la temporada invernal, numerosos comerciantes y vecinos fueron “estafados” al encontrarse con billetes falsos sin haber reparado que eran ilegales. Es que en los últimos tiempos, los delincuentes han aprovechado los avances tecnológicos de tal manera que se torna muy difícil a veces darse cuenta, y si a eso se le suma el cambio de billetes y los de nueva nominación que el Banco Central ha hecho, se torna algo bastante difícil.

El robo de elementos originales para su fabricación, como la tinta o el papel que usa el Banco Central, hace que algunos “papeles” parezcan originales. Es por eso que para asegurarse si un billete no es falso hay que tomarse el tiempo necesario con elementos de confianza para descubrirlos.

Una de las formas es compararlo con otro billete para analizar el tamaño. Es muy común que los cortes “clandestinos” no sean tan precisos y los billetes tengan diferencias de tamaño. La recomendación más usual es siempre contar con un billete original para comparar los que se reciben.

También podemos corroborarlo utilizando la lupa “cuenta hilos” que ayuda a detectar si los billetes tienen impresas las microletras, distribuidas en varias partes del billete, en los números o en los dibujos. Este es un método que los comerciantes pueden tener rápido a mano, porque ya no alcanza sólo con el “lápiz detector de billetes falsos” o la “raspada” contra otro papel.

Otra forma de darse cuenta si un billete es falso es por la reacción del papel y las tintas a la luz ultravioleta. Es que la reacción del papel o de la tinta a la luz UV es diferente. Si el billete es original, se mantiene igual, pero si es falso, se ilumina. Eso se produce porque al papel original se le extrae una sustancia natural que se llama lignina. Claro en los últimos tiempos muchos billetes falsos han “pasado” este control porque se imprimen sobre papel original. Precisamente esta semana se conoció que habían desaparecido varias planchas de papel para imprimir billetes de $200.

Calidades de las tintas. Las tintas y sistemas de impresión empleados en los billetes auténticos, dan como resultado el relieve de algunos sectores de la impresión, lo que habitualmente al frotar contra otro papel arroja cierta coloración. De todas maneras no puede ser tenido en cuenta en forma aislada.

Registro perfecto. En el anverso de todos los billetes se imprimen ciertos elementos de una imagen, y en el reverso, sus elementos complementarios. Al observar el billete a trasluz, los elementos se combinan con exactitud para dar una imagen completa.

Tinta OVI (tinta ópticamente variable), es la que diseña usualmente la numeración del anverso (frente) del billete. Si se lo ve desde diferentes ángulos arroja variaciones tonales. Como esta tinta se halla reservada para este tipo de impresión es que representa un indicador de gran importancia.

Microletras. Se observan tanto en las bandas de seguridad, como en algunos sectores específicos de la numeración de los billetes. Por ser pequeñas solamente son apreciables con la debida magnificación óptica, lupas yo microscopios. Si bien en las falsificaciones son muy difícil de lograr porque demandan impresoras de alta fidelidad y una tinta muy específica, se aprecia en los billetes falsos encontrados.

Marca de Agua, se logra observar a tras luz, originándose esta durante un proceso de prensado del papel, su definición e intensidad, es un elemento importante al momento de comparar entre un original y un billete fraudulento, sin embargo es uno de los mecanismos que con mas frecuencia se lograr simular.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: