Anuncios

Crítica de “El Ángel”: Belcebú camuflado de ángel

Por Miguel Krebs

Dirección: Luis Ortega. Guión: Luis Ortega, Rodolfo Palacios, Sergio Olguín. Elenco: Lorenzo Ferro, Chino Darín, Mercedes Morán, Daniel Fanego, Luis Gnecco, Peter Lanzani, Cecilia Roth. Fotografía: Julián Apezteguia. Edición: Guille Gatti. Vestuario: Julio Suárez. Duración: 126 minutos.

El cine siempre tiene más convocatoria de público si se trata de relatar la vida de un delincuente famoso que sobre un personaje honesto, porque seguramente ha de ser muy aburrida. Delincuentes como Bonnie Parker y Clyde Barrow, Al Capone, John Herbert Dillinger fueron retratados por el cine Yanqui. Y el nuestro no se quedó atrás filmando el biopic de Juan Bautista Vairoleto o Bairoleto; Arquímedes Rafael Puccio, Santos Godino alias El petizo Orejudo.

Y todavía no se han filmado casos recordados (para los que peinan canas), como el de Jorge Eduardo Burgos el descuartizador de Constitución (1955) el crimen de Norma Mirtha Penjerek.(1962), Yiya Murano, la envenenadora de Monserrat (1979); Mateo Banks “Mateocho” (1922); Anibal Gozalez Higonet “El loco del martillo” (1963), entre otros. Pero quien se llevó las palmas por el número de crímenes fue Carlos Robledo Puch, “El Ángel” (1971-72) con 11 víctimas a las que hay que agregarle 20 robos, 2 raptos, 2 violaciones, una tentativa de violación. Una joyita.

¿Por qué lleva tanto público las películas de crímenes? Según el escritor Sebastián Hacher, autor de Sangre salada, Como enterrar, El gauchito Gil, considera que además de que se jueguen en la audiencia aspectos morbosos, el género policial “es el único lugar del periodismo donde perduran las emociones humanas, todos los fluidos: hay muerte, sexo, traición, lágrimas, amor, pasión”.

Luis Ortega (sí, uno de los hijos de Palito) con una amplia experiencia en cine como intérprete, productor, guionista, fotógrafo, presentó su séptima película como director en el Festival de Cannes en la sección oficial: Un Certain Regard, y quedó nominada. El jueves pasado se estrenó en simultáneo en San Martín de los Andes, El Ángel, con gran afluencia de público a pesar de no estar incluida en el Espacio INCAA. La película de ninguna manera pretende narrar el prontuario de Carlos Robledo Puch, por el contrario, es una recreación de Luís Ortega que hace hincapié en el personaje principal obviando ciertos hechos que ocurrieron en la realidad.

De esta manera se potencia dramáticamente la historia en la que se destaca Lorenzo Ferro, sin ninguna experiencia actoral, elegido tras un casting al que se presentaron mil candidatos para cubrir el rol de Carlos Robledo Puch. Durante seis meses Lorenzo, que acababa de terminar el secundario, se puso a las órdenes del director y tuvo como coach a un maestro de actores, el director de teatro Alejandro Catalán. A su lado como su primer socio el Chino Darín (Ramón) y como segundo compinche Peter Lanzani (Miguel). Los grandes éxitos musicales de los años 70 acompañan bien ese espíritu de juventud y transgresión, dándole una impronta pop que Luis Ortega refleja en ciertas actitudes de actores surgidos del Actors Studio como James Dean, (la clásica pose con el cigarrillo en la boca) o Marlon Brando (campera de cuero y la moto).

Ya había comentado las cualidades del director de fotografía de Julián Apezteguia en oportunidad de la crítica de “Los que aman, odian”. Aquí nuevamente trabaja en la mayoría de los interiores en clave de claro oscuro con toques de luz que resaltan ciertos elementos, como el pelo y el rostro “del ángel” o la secuencia en el baño con Daniel Fanego (José). Las locaciones muy bien elegidas y hay una particularmente que me sorprendió; es un túnel interminable con mucha magia y muy cinematográfico. Averiguando, me entero que esa locación está en Rosario bajo el Parque España, a diferencia que la totalidad de las locaciones pertenecen a Bs As.

Carlos Robledo Puch tiene actualmente 66 años. Fue condenado a cadena perpetua y no tiene familiares. Cada vez que pide su libertad la justicia se la niega tomando en cuenta la opinión de los médicos que lo califican de psicópata perverso narcisista.

Anuncios