Anuncios

Detuvieron a un prófugo en Chile que estaba condenado por el asesinato de un vecino de Villa La Angostura

En horas de la mañana de este miércoles se conoció que Personal de la Policía de Investigaciones de Chile logró capturar a Juan Iván Queulo Martínez, que tenía un pedido de captura internacional por parte de la justicia argentina.

Foto Ilustrativa

Queulo Martínez fue condenado a 5 años de prisión por la muerte de Luis Ángel Antonio Sandoval, aunque como autor penalmente responsable del delito de exceso en la legítima defensa que tiene una condena más baja que el homicidio simple, cuya pena mínima es de 8 años de cárcel.

“Desde hace tres meses veníamos insistiendo ante Interpol que buscaran a Queulo Martínez, teníamos la información de que estaba en Entrelagos. Habíamos tomado testimonio de que lo habían visto en dos situaciones diferentes. Me comuniqué con una fiscalía en Osorno y habíamos enviado vía Cancillería de Chile. Después de haber pasado la información, me informaron que Interpol Chile estaba trabajando en el tema”, comentó De Lillo a Diario Andino.

La imputación original que pesaba sobre Queulo Martínez era por el delito de homicidio simple, que tiene una escala penal desde los 8 hasta los 25 años de prisión.

Pero a partir de las pruebas y testimonios recolectados en la investigación, la fiscalía local cambió la calificación del hecho y acusó a Queulo Martínez por el delito de exceso en la legítima defensa, que tiene una escala penal mucho menor. Por eso, el fiscal Adrián De Lillo solicitó 5 años de prisión para el acusado, que es la máxima pena prevista por el Código Penal para ese delito.

El imputado aceptó su responsabilidad en el hecho atribuido, con el consentimiento de sus defensores.

El juez de garantías Nazareno Eulogio homologó el acuerdo y condenó a Queulo Martínez. Tanto la fiscalía como los defensores renunciaron a los plazos que prevé el Código Procesal Penal para la impugnación y, por eso, la sentencia condenatoria quedó firme.

En ese momento, la madre de la víctima, Bristela Sandoval, no se opuso ni al cambio de calificación ni a la pena pedida por el fiscal. Ocurre que la víctima y el victimario eran familiares.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: