Anuncios

“El sueño de cualquier deportista creo que es este y a mí se me cumplió”

Vecinas que suman – Entrevista

Victoria “China” Lara tiene 22 años, nació en San Martín de los Andes y su pasión es el básquet. Estudia medicina en la UBA, donde cursó primer año, pero se ha tomado una pausa para disfrutar de este gran momento deportivo que la vio campeona de la Liga Nacional Femenina de Básquet, jugando para el club Quimsa, de Santiago del Estero. Mientras la Liga descansa, ella está lista para disputar el Torneo Integración de Río Negro y Neuquén, para el club Gregorio Álvarez.

Cuando tenía 15 y 17 años fue convocada para entrenar con la Selección Nacional de Básquet. Pero recién a los 18 años quedó dentro del equipo que viajaría a Estados Unidos para participar de la Copa América, clasificatoria para el mundial de Rusia. En Norteamérica salieron terceras, vencieron a Brasil y lograron la clasificación. En Rusia no les fue muy bien, aunque vencieron a Egipto, porque, según su papá Jorge, recuerda Victoria entre risas, “eran unas momias”. De paso por nuestra ciudad, se tomó un momento para dialogar con Realidad Sanmartinense.

RSM: De todas estas experiencias que viviste con el básquet, ¿cuáles te han hecho crecer más a nivel deportivo?

Victoria Lara: Yo creo que al haber empezado de tan grande a jugar, a los 12 años, y que me hayan llamado a los 15 para integrar la selección, habiendo tenido solamente tres años de básquet, me hizo dar vuelta la cabeza y comprender que esforzándome podía llegar. Y así seguí hasta el día de hoy, tratando de dar al máximo y siempre estando al pie del cañón para poder cumplir con lo que me dicen, y seguir creciendo.

RSM: ¿Qué significó para vos integrar la selección nacional en estos campeonatos tan importantes?

Victoria Lara: Pienso que el momento clave fue cuando cantamos el himno en el primer partido. Ahí es como que hice una vuelta en mi memoria y me dije guau, yo vengo de San Martín de los Andes, de entrenar con los Zorros, que eran todos varones. Pensaba en todo lo que me había costado y me dije, bueno, llegué! Fue un orgullo propio que a veces me resulta difícil sentirlo porque soy súper autocrítica y me exijo demasiado. Pero en ese momento fue sentir que llegué. Después, siempre traté de dar lo mejor para seguir siendo parte del plantel.

Victoria comenzó a jugar a los 12 años en Los Zorros de la mano de su entrenador, Víctor Serna. Al poco tiempo fue convocada por Tachenko Troncoso para integrar el equipo femenino de la Escuela Municipal de Básquet, los Tábanos. Y Victoria entrenaba con ambos. Con los Zorros se sumaba a cualquier amistoso donde la dejaban jugar mezclada con los varones del equipo y con los Tábanos disputó tres juegos provinciales, saliendo campeona en uno de ellos y participando de los Juegos Evita en representación de Neuquén.

RSM: ¿Haber salido campeona en la Liga Nacional fue otro objetivo logrado para vos?

Victoria Lara: Eso fue muy importante. Es que más allá de representar a tu país, lo que una quiere siempre es jugar al mayor nivel. Mi rol en el equipo era la defensa y creo que lo cumplí. Haber salido campeona y haber tenido un buen papel fue muy importante para mí. El sueño de cualquier deportista creo que es ese y a mí se me cumplió. El día de mañana espero poder volver a cumplirlo, pero hay una marquita en mi historial que no se va a borrar nunca.

RSM: ¿Qué significa ser mujer en el básquet?

Victoria Lara: Y, no es fácil. Lamentablemente es muy amateur. Hoy en día se está tratando de profesionalizar con el tema de la Liga Nacional, pero falta mucho aún. Los clubes siempre te dan menos horarios, siempre las federaciones de las provincias capaz que priorizan más el básquet masculino, que es lógico también porque tiene más años. Las mujeres en el profesionalismo cobran muchísimo menos que los hombres, no pueden vivir del básquet. Entonces tal vez es como que se menosprecia al básquet femenino. Pero hoy creo que con el tema de la Liga está creciendo bastante.

RSM: El recientemente logrado Campeonato Sudamericano de Básquet por el Seleccionado Femenino, ¿qué le aporta a este recorrido?

Victoria Lara: Creo que las Gigantes se lo re merecían. Este es un trabajo de muchos años que se vio reflejado en este torneo. Hacía 70 años que Argentina no salía campeona y le rompieron la racha a Brasil, que tuvieron muchísimos títulos seguidos. Creo que es eso, el reflejo de que se viene laburando bien y que se están haciendo las cosas necesarias para poder llegar el día de mañana a posicionar el básquet femenino en los más alto.

Victoria Lara fue convocada por el entrenador Leo Costa, del club Social Lanús, y decidió viajar a Buenos Aires para terminar quinto año del secundario allí y seguir creciendo deportivamente. Luego de cuatro años jugando en ese club, fue llamada para dar, según sus palabras, un gran paso: competir por primera vez en la Liga Nacional Femenina de Básquet, representando al club Estrella, de Berisso. Pero finalmente el salto lo dio este año cuando la llamaron para continuar jugando en la Liga para club Quimsa, de Santiago del Estero, con el que salió campeona en el Torneo Apertura y subcampeona en el Clausura.

RSM: ¿Cómo considerás que está nuestra provincia en este deporte?

Victoria Lara: Al básquet neuquino le falta mucho. Desde la federación se prioriza al masculino. Pero creo que si todos tiramos para el mismo lado podemos salir adelante. De hecho, hoy en día se organizó un torneo integración con 10 equipos de Río Negro y Neuquén. Pienso que se está trabajando muy bien con las formativas en la provincia, pero después llegás a U19 o a primera, y ya está. Yo por ejemplo hace tres años que estoy en primera y hace cuatro que no juego con la selección de Neuquén ningún torneo. Y entonces es como que se va perdiendo. Y con mis compañeras de la selección de Neuquén somos re arraigadas a nuestra provincia y no queremos representar a otra provincia aunque tengamos la oportunidad. Queremos representar a Neuquén y vamos a hacer lo imposible para lograrlo y dejarla lo mejor posicionada que se pueda.

Cuando cursaba cuarto año, Victoria la “China” Lara viajaba cada fin de semana a Neuquén para jugar para el club de Senillosa en el torneo de primera división. Se tomaba el Albús los viernes a la tarde, después de terminar la escuela y regresaba el domingo a la noche para comenzar sus estudios cada lunes.

RSM: En los Zorros siguen surgiendo jóvenes deportistas que van viajando y haciendo su camino. ¿Qué les dirías?

Victoria Lara: Sí, por ejemplo ahora veo a Juli Carmanchahi que está jugando en Centro Español y que viaja todos los fines de semana para competir. Está haciendo más o menos el camino que hice yo. Me gustaría decirles que con esfuerzo se puede. Lamentablemente, siempre por ser mujer en este deporte vamos a tener más piedras que los demás y vamos a tener que luchar contra viento y marea para hacer un montón de cosas; pero con dedicación y esfuerzo se puede.

Se podría decir que Victoria lleva el básquet en las venas. En su familia, su abuelo, su tío abuelo y su padre, fueron jugadores de básquet en Lanús. Sus hermanos jugaron en los Zorros, y los Lara son parte activa de la historia de este hermoso deporte en San Martín de los Andes.

RSM: ¿Cuáles fueron tus referentes en tu desarrollo deportivo?

Victoria Lara: Me marcó mucho Leo Costa, el entrenador que tuve en Social Lanús. Me ayudó a abrir la cabeza respecto al juego, porque yo acá venía de entrenar con varones, y él, allá, me enseñó a entender el básquet. Estar con Hernán Amaya en la selección también fue importante. Me enseñaron mucho. Y aunque nunca llegás a tu techo, creo que me marcaron un poco el camino. Y bueno, Víctor, que fue el que me hinchó para que jugara. Siempre que me veía me preguntaba: “cuándo vas a empezar a jugar al básquet”; y si no fuera por él, que siempre que iba a buscar a mi hermanito al club me insistía para que comenzara a jugar, capaz que ahora estaba haciendo dibujo –cierra y sonríe Victoria Lara.

Anuncios