Anuncios

Crítica de “Acusada”: Se presume inocente

Por Miguel Krebs

Título original: Acusada (Argentina/2018). Dirección: Gonzalo Tobal. Guión: Ulises Porra y Gonzalo Tobal. Elenco: Lali Espósito, Leonardo Sbaraglia, Inés Estévez, Daniel Fanego, Gerardo Romano y Gael García Bernal. Fotografía: Fernando Lockett. Música: Rogelio Sosa. Edición: Alejandro Carrillo Penovi. Dirección de arte: Sebastián Orgambide. Sonido: Sonido: Guido Berenblum. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 113 minutos. Género: Thriller. Apta para mayores de 16 años.

Aunque el director y los autores del guión nieguen que la historia no se basa en hechos reales, como lo aclara una leyenda antes de comience la película, es evidente que se basaron en el caso del asesinato de Solange Grabenheimer cometido en 2007, en la localidad de Florida Provincia de Bs As y su íntima amiga, acusada del crimen, Lucila Frend, que fue absuelta el 12 de julio de 2011. Si bien tiene muchas coincidencias con el caso mencionado, es una excusa del director Gonzalo Tobal para poner el acento en un drama familiar y la presión que ejercen sobre la opinión pública los medios de comunicación para satisfacer su morbo.

Por momentos la narración se torna confusa debido a la aparición de flash-backs que dificultan la lectura cinematográfica. Fernando Lockett director de fotografía logró darle un tratamiento a la imagen en clave de penumbra, de encierro, logrando acrecentar el dramatismo de esta historia oscura. La banda de sonido es una combinación no muy feliz entre temas grabados (The Zombies de un álbum de 1968 entre otros y un aria de la opera Zaide de Mozart) más el agregado de la música compuesta Rogelio Sosa que le imprime suspenso a muchas de las secuencias.

Todo el peso de la historia recae sobre la espalda de Lali Espósito (Dolores), que ha demostrado ser, además de cantante, una actriz convincente que logra transmitir esa pesada carga de su propia conciencia haciendo dudar al espectador sobre su culpabilidad o inocencia de la muerte violenta de su intima amiga. Está además sometida permanentemente a la presión familiar, por un padre sobreprotector (Leonardo Sbaraglia), la madre (Inés Esteves), estricta y vigilante de cada movimiento de Dolores; su abogado (Daniel Fanego) que la instruye desde cómo debe contestar a las preguntas del tribunal hasta su postura corporal cuando este frente al juez y al fiscal inquisidor (Gerardo Romano), con el agregado de la opinión pública que la trata de asesina y el desprecio de ciertas amigas.

Acusada fue seleccionada para competir en la 75ª edición Festival Cinematográfico de Venecia en este mes de septiembre. Un titular del diario El Comercio de Méjico tituló: Festival de Venecia 2018: Lali Espósito encandiló en la Mostra, pero lamentablemente no recibió ningún premio. Fuera de Competencia estuvieron La quietud, de Pablo Trapero y Mi obra maestra, de Gastón Dupra, ambas estrenadas en el Centro Cultural Cotesma. Acusada se mantiene en cartel hasta el miércoles 26 en el horario de las 22 hs.

Anuncios