Anuncios

River ganó en la Bombonera y llenó de interrogantes a todo Boca

River venció esta tarde a Boca en una nueva edición del Superclásico tras superar con autoridad al Xeneize y vencerlo por 2-0 en La Bombonera. Gonzalo Martínez (PT 14m) e Ignacio Scocco (ST 23m) marcaron los goles del equipo de Marcelo Gallardo.

De arranque a River se lo notó mucho más cómodo que a Boca en el campo de juego. Los de Marcelo Gallardo mostraron mejor circulación de pelota y lograron llevar el partido bien lejos del arco de Armani. El arquero de la Selección, sin embargo, tuvo que exigirse en la primera del partido, cuando a los 5 minutos Benedetto -sin compañía en ataque-, sacó un bombazo de lejos que obligó al 1 Millonario a sacar la pelota por encima del travesaño.

A los 15 llegó la primera emoción de la tarde, cuando River aprovechó una mala salida del local a partir de la presión de Exequiel Palacios. El juvenil de River le robó la pelota a Pavón, encaró hacia el arco e intentó poner una pelota filtrada que Izquierdoz no pudo despejar. Palacios fue en busca del rebote, lo trabó a Mas y la pelota salió en dirección al Pity Martínez, que la agarró de aire con todo el empeine de su pierna izquierda para cruzar el remate y hacerlo imposible para Rossi.

El Millonario se puso en ventaja y creció todavía más en su dominio a partir del buen partido de sus mediocampistas. Pero pocos minutos después del gol, Martínez debió dejar el campo de juego por una lesión muscular que pareció producirse por una falta de Barrios. Le costó a Boca igualar el trámite del partido, y de hecho pareció nunca sentirse cómodo y mucho menos superior a River en algún pasaje del partido.

Así y todo, Benedetto se las arregló para probar una vez más a Armani, cuando a los 28 culminó una de las pocas jugadas colectivas en ofensiva del local, pero su remate salió muy centrado y el arquero de River controló sin mayores esfuerzos. Cerca del final del primer tiempo, Cardona -reemplazó a Jara promediando la etapa inicial- se salvó de la roja tras un codazo a Enzo Pérez, que fue castigado solo con una amarilla.

El entretiempo pareció haber sido un volver a empezar para Boca, que salió completamente de otra manera a jugar el complemento. Al minuto de juego, hubo una doble polémica en el área de River donde toda la Bombonera pidió penal primero por una falta sobre Benedetto, y de inmediato otra vez por mano de Ponzio tras un remate de Tevez. Al toque, Cardona sacó un remate que se fue cerca del palo y pocos minutos después, Benedetto ensayó una tijera que se fue muy por arriba.

Boca era decididamente superior en el juego, pero no aprovechó su momento y River volvió a golpear en una de las primeras incursiones ofensivas serias del complemento. Todo arrancó con un fantástico pase de Juan Fernando Quintero para Borré, que quiso controlar de espaldas pero se le fue muy larga y terminó siendo una asistencia perfecta para el bombazo de Scocco, que llevaba cinco minutos en la cancha, y decretó el 2-0.

Los últimos minutos se jugaron mucho en la mitad de la cancha, con River manteniendo el orden ante los escasos intentos de Boca, que recién volvió a acercarse al arco de enfrente en tiempo de descuento, pero al Xeneize no le salió ni el tiro del final, porque otra vez se lució Armani para que el 2-0 termine como resultado final.

Una buena inyección anímica para el Millonario, que se acercó al lote de arriba en la Superliga y empieza a palpitar la revancha de los cuartos de final de la Libertadores ante Independiente. Boca deberá dar vuelta la página lo antes posible para que el golpe del Superclásico no se traslade a la Copa, donde deberá viajar a Brasil para defender la ventaja conseguida ante Cruzeiro.

Info: TyC Sports

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: