Anuncios

Los beneficios y las propiedades del mijo, un cereal verdadero, altamente nutritivo y económico

El mijo se presenta hoy como una alternativa saludable para comer cereales nutritivos. Además, en la dietética, se puede conseguir mijo orgánico libre de pesticidas, con lo cual ya nos ahorramos la preocupación sobre la ingesta de semejante veneno que suele acompañar a casi todos los vegetales y cereales que se venden en supermercados. Almacén Ser Natural, en San Martín de los Andes, siempre tiene mijo de muy buena calidad a un excelente precio.
El mijo no contiene gluten, por lo que es fácil de digerir y es apto para celíacos e intolerantes a esta proteína. Además, tiene ácidos grasos y es rico en fibra, por lo que ayuda a regular casos de estreñimiento, colesterol, glucosa y triglicéridos. Pero el mijo tiene otras muchas propiedades.
Es rico en minerales. El mijo es una buena fuente de magnesio, un mineral que ayuda a mejorar el tono muscular y el sistema nervioso.
También contiene cantidades significativas de fósforo, un mineral imprescindible en la formación y desarrollo de huesos y dientes y durante la lactancia, y que favorece un buen rendimiento intelectual y de la memoria.
Además, tiene hierro (un mineral que permite la renovación de las células sanguíneas y previene casos de fatiga y anemia) zinc, yodo.
El mijo es, asimismo, una fuente de Fuente de vitaminas. Este cereal contiene vitaminas del grupo B, como la vitamina B1, que refuerza la actividad mental, la coordinación, la depresión y mejora estados de cansancio; o la vitamina B9 o ácido fólico, que previene la anemia y mejora el estado de la piel y es fundamental durante el embarazo.
También es rico en vitamina B6, que mejora el sistema nervioso, inmunitario y hormonal, y en vitamina B2, que favorece la actividad oxigenadora intercelular y la regeneración de tejidos y mejora la salud visual. La vitamina E es otro de sus componentes.
Por si esto fuera poco, es alcalinizante. Es importante destacar que el mijo alcaliniza el organismo, al contrario que otros cereales acidificantes, por lo que equilibra nuestro pH y nos ayuda a compensar los efectos acidificantes de una mala dieta.
Estos excelentes valores nutricionales lo convierten en un alimento muy beneficioso, que puede ser muy terapéutico para personas que sufran problemas digestivos. Según la medicina natural, el sistema digestivo condiciona nuestra salud general, así que este cereal puede ser muy útil a personas que padezcan acidez, úlceras, estreñimiento, diarreas y gases.
Además, por sus propiedades también se recomienda consumirlo en casos de anemia ferropénica, diabetes, embarazo y lactancia y etapas de estrés y agotamiento.

¿Cómo cocinar el mijo?
Gracias a que tiene una textura muy compacta una vez cocido, es un cereal muy práctico para hacer croquetas, hamburguesas o pasteles vegetales.
Primero hay que lavarlo para limpiarlo bien. Después lo ponemos a hervir con la proporción de cinco partes de agua por una parte de mijo. Se cuece 35 minutos. Se recomienda, dentro de lo posible, dejarlo en remojo antes de su cocción, unas cinco horas al menos.
Su sabor suave y con un toque dulce permite combinarlo con sabores más fuertes, o bien cocerlo con bebida vegetal, zanahoria, manzana rallada, pasas y miel para hacer cremas para el desayuno.
A las personas que quieran disfrutar de sus beneficios se les recomienda consumirlo al menos tres o cuatro veces por semana. Pueden empezar el día con una crema dulce de mijo para obtener energía o bien preparar una crema de verduras y mijo por la noche para obtener un sueño reparador.

Fuente: mejorconsalud.com

Anuncios