Anuncios

El dólar sigue en caída, pero ni las naftas ni los alimentos bajan sus costos

El dólar anotó este martes su tercera caída consecutiva y cerró a 38,19 pesos, 39 centavos menos que en el último cierre en bancos y agencias de la city porteña.

En la semana donde el dólar llegó al récord de $42, tanto el combustible, que aumentó dos veces en una semana, como los alimentos y el resto de los productos de consumo masivo, sufrieron importantes aumentos, producto de esas corridas cambiarias. Ahora que el dólar se mantiene en caída, los precios no bajan, y es uno de los reclamos que más se oye.

A contramano del mercado local, el dólar subía este martes en el mundo, impulsado por el alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro, tocando un máximo en siete semanas contra una cesta de monedas.

La decisión del presidente del Banco Central Guido Sandleris que ofrecer super tasas a través de las Letras de Liquidez (Leliq) logró quitarle presión al dólar. Es que ante la perspectiva de que el dólar no subirá más allá de los 44 pesos según la banda de flotación anunciada por el propio Sandleris, el poder colocar pesos a tasas del 74% anual se convirtió en una gran oportunidad.

Así las super tasas de las que se benefician únicamente los bancos empujaron al alza también las tasas que ellos ofrecen a sus clientes a través de plazos fijos. Así muchos ahorristas se ven tentados a su vez de dejar de comprar dólares para constituir plazos fijos.

El virtual techo cambiario y las super tasas volvieron a alimentar la bicicleta financiera en detrimento de la inversión productiva profundizando así aun más la recesión y la destrucción del empleo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: