Anuncios

Otra vez Albus: crónica de un viaje de 12 horas de Neuquén a San Martín de los Andes, en un vehículo sin frenos, con humo en el interior y la caja de cambios rota

A continuación transcribimos el relato de una pasajera de Allbus, que describe las increíbles situaciones que tuvo que vivir junto a otros pasajeros para llegar desde Neuquén a nuestra ciudad:

Soy una de los aproximadamente 50 pasajeros que salió en la noche de ayer desde Neuquén en el servicio de 23.30 (que en realidad salió 23.50) con destino San Martín de los Andes. Apenas salimos comenzaron las dificultades, al notar que el chófer no lograba que entren los cambios.

En la terminal de Plottier se hizo una parada en la cual se efectuó un cambio de choferes con otro colectivo de Albus que estaba en la plataforma (en el que más tarde nos dicen se suponía debíamos continuar el viaje, pero no fue así). A la altura de Senillosa el colectivo se detiene en la banquina, debido a la falla por la que no entraban los cambios. Nos demoramos hora y media que fue lo que tardaron los choferes en solucionar el desperfecto.

Dos horas después de la parada obligada, en plena ruta nos despierta un olor fuerte, se trataba de humo. Volvimos a parar, el humo era muy espeso y preocupante porque no conocíamos su procedencia, a lo que el chófer nos dice que es el motor de la calefacción, que ya lo desconecto y que sólo falta que el humo se vaya. Retomamos nuevamente viaje y al pasar 10 minutos y notar que volvió a prenderse la calefacción supimos que no era ese el motivo del humo.

A las 6 de la mañana, después de haber pasado por todo lo antes mencionado, el colectivo se detiene definitivamente a kilómetros de las Coloradas, lugar donde nos dicen que no podemos seguir porque el vehículo NO TIENE FRENOS. Esperamos 4 horas en ese lugar hasta que llegó el colectivo en el que pudimos, finalmente, llegar.

12 horas de viaje, con muchas, demasiadas, complicaciones y sin que nos den ni un vaso de agua.
La verdad que Albus es una vergüenza!

Anuncios